Campaña sin confrontación anticipa candidato del PRD para Tixtla

Hosseín Nabor Guillén, dijo que ya contactó con el ala “moderada” del movimiento que impulsan padres de los 43 y normalistas para evitar el boicot de comicios extraordinarios del próximo 29 de ...

Chilpancingo

El candidato del PRD a la alcaldía de Tixtla, Hosseín Nabor Guillén dio a conocer que ya tiene algunos contactos con el ala "moderada" del movimiento que impulsan los padres de los 43, así como estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, para evitar que apliquen el boicot a las elecciones extraordinarias programadas para el 29 de noviembre.

Nabor Guillén agradeció el voto de confianza que le otorgó el Consejo Electivo del PRD, ya que está en la segunda oportunidad de disputar la presidencia municipal de Tixtla.

Aclaró que él y su partido, el de la Revolución Democrática no están en el ánimo de confrontarse con los padres de los 43 ni los alumnos de la Normal Rural, ya que él también comparte la postura de que los jóvenes desaparecidos sean presentados con vida.

Y destacó que ya tiene contacto con un sector que puede ser fundamental para que los comicios se lleven a cabo.

"Ya hemos buscado el acercamiento con la parte "moderada", no con el ala más radical del movimiento para solicitar que el boicot no se dé; ellos nos proponen que renunciemos al partido para poder encuadrar en sus ideas, pero nosotros sostenemos que el sistema de partidos es todavía la opción con la cual se puede gobernar", apuntó.

En consecuencia, dijo que ha diseñado una campaña cercana a la gente, sin actos multitudinarios ni con un discurso demagógico, para no presentar propuestas que no sean factibles.

Lamentó que el candidato del PRI, Saúl Nava Astudillo haya declarado que en caso de necesitarse, los habitantes de Tixtla pueden salir nuevamente a defender las urnas con palos y piedras, ya que la confrontación no es la vía correcta para resolver los problemas.

Por eso, anticipó que hasta antes del 29 de noviembre, él buscará reunirse con los integrantes del movimiento social para intentan la conciliación.

Aclaró que no puede contener la posibilidad de que sus seguidores defiendan su derecho al voto, en el entendido de que también se trata de un derecho humano.

Lo que sí aclaró, es que de ninguna manera fomentará el uso de la violencia para defender las casillas.