Caminos de evacuación en el ‘Popo’ están deteriorados

Esta semana el volcán tuvo una explosión y lanzó lava; Autoridades de Santiago Xalitzintla aseguran que el mal estado de las rutas de evacuación les impediría enfrentar una contingencia volcánica.

Puebla

El albergue de la comunidad de Santiago Xalitzintla, la más cercana al volcán Popocatépetl, luce abandonado, sin luz y vandalizado. Las rutas de evacuación y señalizaciones están deterioradas y grafiteadas.

En esas condiciones, la comunidad no hubiera podido enfrentar la contingencia volcánica del pasado fin de semana, cuando Don Goyo lanzó material incandescente y fumarolas de varios kilómetros de altura y que arrojaron arena y ceniza sobre el poblado.

“Hay mucho que arreglar. La carretera para llegar al albergue es de un solo carril y en caso de alguna avería el tránsitio se vería afectado”, dijo a MILENIO, Isidro Sevilla, regidor de Xalitzintla.

La junta auxiliar de Xalitzintla informó en mayo a Trinidad Xóletl Meléndez, alcalde de San Nicolás de los Ranchos, municipio donde pertenece la comunidad, y al gobierno de Puebla sobre las condiciones de las rutas de evacuación.

El presidente de la junta, Alfredo Díaz, envió un oficio a las autoridades municiopales y estatales para solicitar la rehabilitación o pavimentación de las calles Independencia y 3 Poniente, ya que son las principales rutas de acceso a la comunidad en caso de contingencia volcánica, y actualmente se encuentran en muy mal estado. Se requiere por prevención y para mejorar el tránsito de los mismos habitantes.

Sin embargo, Xóletl Meléndez dijo que no tenía recursos el municipio. Mientras que el gobernador Rafael Moreno Valle le contestó que no estaba dentro de sus prioridades rehabilitar la ruta y albergue.

“Aunque las instalaciones están descuidadas, le hemos dado mantenimiento, pero como está alejado no falta el malhechor que hace fechorías”, detalló Díaz.

El camino para llegar hasta las faldas del volcán por el tradicional Paso de Cortés está en malas condiciones y sus señalizaciones sobre la carretera de tierra son viejas, están oxidadas y carecen del semáforo de contingencia que emite el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

“Tenemos miedo, porque no sabemos si realmente haga erupción el volcán, pero nos mantiene en alerta. El semáforo no nos ha indicado, pero vienen y nos dicen que está en amarillo como desde 1994 y ahorita está en amarillo fase 2”, aseguró el presidente auxiliar.

El pasado domingo alrededor de las 8 de la noche el Popocatépetl tuvo una explosión y lanzó material incandescente que ocasionó que desde el pueblo se observara cómo la lava escurría quemando todo a su paso.

Al otro día se atestiguó cómo la nieve que había alrededor del cráter se derretía y produjo con una densa capa de un tipo de arena de color gris y que es más gruesa que la ceniza.

Posteriormente, la Secretaría de Gobernación informó que tras un vuelo de reconocimiento sobre el cráter del volcán se confirmó la destrucción de un domo de lava que se formó en enero pasado y alcanzó un volumen estimado de 2 millones de metros cúbicos.

Después de esa erupción, el Cenapred ubicó el semáforo de contingencia volcánica en amarillo fase 2 y confirmó que no se permitiría el acceso a las cercanías del Popo.