Impactará calentamiento global primero en México

El investigador de la UNAM, Carlos Gay alertó sobre sequías y lluvias intensas. Dijo que es urgente reducir emisiones de gases de efecto invernadero y explotar el mercado de energías renovables.

Acapulco

El investigador de la UNAM, Carlos Gay, alertó que el calentamiento global mostrará sus primeros síntomas en la República mexicana, que las lluvias torrenciales y las sequías se intensificarán, alertó.

Lo anterior durante una conferencia de prensa en la que el científico mexicano, reveló que las costas son regiones de alto impacto, y los fenómenos meteorológicos como huracanes su comportamiento será cada vez más inesperado porque no se sabrá si serán menos los ciclones o más intensos, dijo.

"El problema que ocurre es el calentamiento global del planeta, lo que a pesar de que digan otros expertos, es un hecho el calentamiento. Los hielos polares siguen desapareciendo.

"En algunos sitios (del planeta) llueve más, en otros llueve menos, pero cada vez hay más agua en la atmosfera, pero son las emisiones de gas lo que calienta el planeta", insistió el científico.

A la conferencia de prensa acudió Abel Barrera Hernández, presidente del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, Marco Antonio Suástegui Muñoz vocero del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa la Parota (CECOP), así como el vocero del barco Greenpeace, Sergio Ramírez Leyva, quien se pronunció por construir un futuro sustentable.

Ante los asistentes dijo que para que México pueda enfrentar los impactos del cambio climático es preciso poner en práctica los programas que permitan prevenir y atender la vulnerabilidad del país, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y detonar el mercado de las energías renovables con justicia social.

Detalló que en México, el 15 por ciento del territorio el 68.2 por ciento de la población y 71 por ciento del PIB se encuentran expuestos al riesgo de los impactos adversos relacionados con el cambio climático.

"Asimismo, se estima que 56.7 por ciento de los municipios que conforman la nación se encuentran catalogados en zonas de alto riesgo ante los desastres por efectos del cambio climático.

"Las tormentas tropicales Manuel (Guerrero) e Ingrid (Veracruz) en septiembre pasado, o las recientes inundaciones en el estado de Tabasco, dejaron 60 mil personas afectadas, y esos son algunos ejemplos de que los impactos del cambio climático se transforman en problemas sociales, económicos y políticos", advirtió.

Detalló que México no debe repetir las omisiones históricas que permiten la construcción de infraestructura en las regiones más vulnerables del país sin que se tenga un plan de prevención.

Y alertó que sólo con la suma de esfuerzos en diferentes niveles de gobierno, y ello implica proteger el medio ambiente, se podrá enfrentar los impactos que año con año provocan pérdidas de vidas humanas y daños materiales millonarios por los efectos del clima", dijo Sergio Leyva.

Del estado de Guerrero advirtió que en gran medida, la vulnerabilidad de la entidad, ante los impactos de clima radica en que es el cuarto estado con mayor pérdida de suelo forestal solo detrás de Chiapas, Yucatán y Veracruz.

Incluso reveló que los estudios de Greenpeace, han identificado 17 municipios con muy alta vulnerabilidad social: de los cuales once están en la región de la Montaña: Acatepec, Alcozauca, Atlamajalcingo, Atlixtac, Cochoapa, Iliatenco, Malinaltepec, Metlatónoc, Tlacoapa, Xalpatláhuac y Zapotitlán Tablas.

También indicó que hay otros tres municipios en la región Centro entre los que están Ahuacuotzingo, Mártires de Cuilapan y Zitlala, además dos municipios en la región Costa Chica como son Tlacochistlahuaca y Xochistlahuaca, y uno más en la región Norte del estado como Copalillo.

Y futurizó que en la entidad para e año 2025, el impacto del cambio climático en Guerrero habrá una presión media sobre el recurso del agua.

"La zona costera, especialmente los sitios turísticos, enfrentará serios problemas para el abastecimiento del líquido para uso público urbano. Se prevé que con el incremento de 1 grado centígrado en la temperatura aumentará entre 1.5 y 2 por ciento los casos de dengue", advirtió.