Cae colaboradora de Godoy por peculado

El comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, dio a conocer la detención de otro colaborador directo del perredista.
Mirella Guzmán fue la secretaria de Finanzas de Michoacán.
Mirella Guzmán fue la secretaria de Finanzas de Michoacán. (Quadratín)

Michoacán

Elementos de la Policía Ministerial de Michoacán detuvieron a Mirella Guzmán, quien fuera secretaria de Finanzas y Administración durante la administración del gobernador Leonel Godoy y quien enfrenta cargos por enriquecimiento ilícito.

El comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, dio a conocer la detención de otro colaborador directo del perredista.

El 31 de octubre, el ex secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, Desiderio Camacho, fue detenido, además de Humberto Suárez, ex titular de la Secretaría de Finanzas durante los ocho años de gobiernos perredistas.

De acuerdo con informes, la ex funcionaria estatal está relacionada con la averiguación previa similar a la de Desiderio Camacho, a quien ayer le dictaron auto de formal prisión por el delito de enriquecimiento ilícito.

A través de su cuenta de Twitter, el ex gobernador Leonel Godoy defendió a Mirella Guzmán, calificando la detención como una injusticia.

“Es una enorme injusticia hacer penal un asunto civil. ¿Y sus derechos humanos?”, cuestionó.

En tanto, el comisionado Castillo, prometió que todos los ex funcionarios que se encuentran procesados penalmente, por su presunta responsabilidad en el desfalco financiero estatal, “tendrán un juicio justo, apegado a derecho y con las garantías que la Constitución otorga”.

Castillo dijo que no era posible revelar el avance de las indagatorias, las cuales lleva a cabo la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en coordinación con la Contraloría estatal y otras áreas del gobierno.

El enviado presidencial insistió en el compromiso de los gobiernos federal y estatal por llevar hasta sus últimas consecuencias las investigaciones contra quienes propiciaron la crisis económica en Michoacán: “Más allá de colores, de emblemas partidistas y de apellidos”, en alusión a la eventual responsabilidad que hayan tenido ex funcionarios del gobierno de Lázaro Cárdenas Batel.

Legisladores de oposición en la entidad exigieron la aplicación de la justicia sin cálculos electorales y con la finalidad de no dejar en la impunidad el desvío de hasta de 20 mil millones de pesos que se han detectado en la administración estatal.

El perredista Eleazar Aparicio aseguró que las detenciones son una “cacería de brujas” por parte del gobierno federal.