Solo puede recuperar la CRAC los pueblos en asamblea: UPOEG

El líder de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias sostuvo que el sistema de organización está usurpado por un grupo de personas que tienen una visión armamentista.

Guerrero

Ante la confrontación interna que sostienen sus representantes, el líder de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio sostuvo que a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) solamente la pueden rescatar las comunidades en asambleas generales, para evitar que se profundicen las diferencias.

Placido Valerio recordó que el proyecto de la CRAC tiene una orientación comunitaria y no solo policíaco, sino que atiende un criterio integral que ha prevalecido durante 18 años a partir de que cuenta con un fuerte respaldo en los pueblos que integran sus zonas de influencia.

Placido Valerio es parte de la generación de dirigentes indígenas que fundó a la CRAC, sostiene que actualmente dicho sistema de organización está usurpado por un grupo de personas que tienen una visión preponderantemente armamentista.

"Se trata de un grupo de dirigentes que tienen una visión de grupo y que no atiende los problemas de tipo colectivo, por eso es que desvirtuaron la forma de trabajar de la coordinadora", indicó.

Para evitar que la confrontación interna llegue al punto de disolver a la Policía Comunitaria, que es reconocida a nivel nacional por su efectividad en la disminución de la incidencia delictiva y la recuperación del tejido social, Placido Valerio señaló que se debe cuidar no entrar aún más en la ruta de las pugnas.

Dijo que será determinante el desarrollo de las asambleas de los pueblos, ya que solo en acuerdos de los habitantes de la zona de influencia se podrá re direccionar el rumbo que ha tomado la CRAC.

"Yo estoy seguro de que las asambleas de las comunidades van a recuperar lo que les pertenece, aunque debemos cuidar que ningún externo meta las manos en ellas", refirió.

Como externos mencionó a personas que sin ser indígenas metieron las manos en un sistema de organización creado para los pueblos originarios, además de algunos actores que por mantener a salvo sus intereses hacen lo posible por desmantelar al sistema de seguridad y justicia más completo de la entidad.