Regresa la CRAC a Tlachinollan la defensa de 12 policías comunitarios presos

La CRAC y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña señalan que de manera conjunta diseñarán la estrategia jurídica más viable para lograr la libertad de sus compañeros.

Chilpancingo

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias ( CRAC) regresó al Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM) Tlachinollan la defensa jurídica de 12 policías comunitarios presos en Guerrero, Nayarit y Oaxaca.

La comisión de prensa de la Casa de Justicia de El Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres dio a conocer que tras reunirse en la cabecera municipal de Tixtla, los grupos de la CRAC-PC definieron mantener a Tlachinollan dentro del caso. 

“Ante la escalada de violencia que se vive en nuestro estado y la represión ejercida por los gobiernos estatal y federal contra nuestro sistema comunitario, nos vemos obligados a ampliar y fortalecer la defensa legal de nuestra compañera y compañeros presos, con la incorporación de más abogados comprometidos con esta lucha”, señala un comunicado emitido la noche del martes 21 de enero.

La CRAC y Tlachinollan señalan que de manera conjunta diseñarán la estrategia jurídica más viable para lograr la libertad de sus compañeros.

También se implementará la segunda etapa de la campaña “Por la defensa de nuestra vida y nuestra libertad”, que tiene como propósito lograr la excarcelación de todos los integrantes de la CRAC.

“Ambas organizaciones tenemos la firme convicción de defender los sistemas normativos y el territorio de los pueblos indígenas y campesinos, ante la inseguridad implantada por grupos del crímen organizado coludidos con las fuerzas de seguridad pública que se han aliado para atacarnos y debilitar nuestro sistema comunitario”.

Plantean: “Con la lucha conjunta de nuestras organizaciones evidenciaremos el uso faccioso del sistema de justicia penal por parte de las autoridades Estatales y Federales que buscan silenciarnos y colocarnos fuera de la legalidad para justificar la represión y persecución”.

La demanda de libertad se plantea a favor de Nestora Salgado García, comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, recluida en el Centro Federal de Readaptación Social Número 4 de Tepic, Nayarit.

Bernardino García Francisco, Angel García García, Eleuterio García Carmen, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Benito Morales Bustos, Rafael Guadalupe García, José Leobardo Cano Morales y su hermano Antonio, que permanecen recluidos en el penal de Acapulco.

Otro preso es Samuel Ramírez Galvez, quien permanece en el Cereso de Chilpancingo, Gonzalo Molina González, quien fue trasladado a Oaxaca en el penal federal número 13 y Arturo Campos Herrera, quien está sujeto a proceso en el penal del Altiplano, ubicado en el Estado de México.