CNTE rechaza levantar paro en Oaxaca

Juan García, integrante de la Comisión Política, advirtió que no van a regresar a clases hasta obtener una respuesta positiva a su pliego petitorio, que incluye el rechazo a la reforma educativa.

Oaxaca

La sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación rechazó levantar el paro y el plantón que mantiene en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Juan García, integrante de la Comisión Política de la gremial, denunció actos de intimidación y represión por parte de los gobiernos federal y de Oaxaca.

"Estamos firmes para defender la educación pública, a los niños y nuestros derechos laborales, nos negamos a ser oprimidos, no vamos a regresar a las aulas hasta tener respuesta a nuestro pliego petitorio de demandas, tenemos el respaldo de la sociedad, los derechos no se mendigan, se conquistan porque nadie nos ha regalado nada".

Durante su asamblea, los docentes acordaron enfrentar por la vía legal y con movilizaciones los despidos de mil 379 docentes y los descuentos aplicados a más de cinco mil profesores. Además, acordaron realizar un boicot a los periódicos y radiodifusoras que consideran trabajan para el Estado.

Nombrarán brigadas regionales o sectoriales para denunciar el acoso laboral de supervisores, directores y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, además de realizar manifestaciones en las escuelas que están laborando.

Los integrantes de la sección 22 se trasladaron de la zona de su plantón, en el Centro Histórico de Oaxaca, a la sede del IEEPO, para realizar un bloqueo de los accesos a la dependencia, que esta resguardada por elementos de la Policía Federal y de la estatal.

Brigadas móviles se trasladaron a las radiodifusoras locales para dar a conocer un posicionamiento.

Para el próximo viernes 27 realizarán una marcha con padres de familia, organizaciones sociales y diversas agrupaciones en contra de las acciones del gobierno, sin descartar realizar un boicot a la jornada electoral del próximo 5 de junio.

En algunas poblaciones de Oaxaca, grupos de padres de familia salieron a la calle a mostrar su apoyo a la sección 22, reprochando que la federación y el gobierno de Oaxaca los estén despidiendo. Sin embargo, en la ciudad de Oaxaca, brigadas de la CNTE acudieron a las escuelas que están trabajando y obligaron a padres de familia a firmar cartas de apoyo a su movimiento, amenazando con cerrar los espacios educativos.

En otros sitios, padres de familia pegaron cartulinas en las puertas de las escuelas donde les pide a los docentes cumplir con su responsabilidad o no regresar jamás a sus escuelas porque ya fueron despedidos.