Cué no responderá a desmanes de la CNTE

El gobernador de Oaxaca dijo que no promoverá "ninguna acción desproporcionada de la fuerza pública" contra el magisterio para evitar una confrontación mayor; la PGJ estatal atenderá las denuncias.
Los inconformes quemaron mobiliario de la sede del PRI.
Los inconformes quemaron mobiliario de la sede del PRI. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Luego de que integrantes de la Sección 22 de la CNTE vandalizaran la sede del PRI en Oaxaca y dos oficinas de legisladores federales, el gobierno del estado indicó que no promoverá "ninguna acción desproporcionada de la fuerza pública" contra el magisterio, a fin de evitar una confrontación mayor.

"Como tutelar de la gobernabilidad en el estado de Oaxaca, el Poder Ejecutivo no promoverá ninguna acción desproporcionada de la fuerza pública en contra del magisterio oaxaqueño, a fin de evitar una escalada de confrontación y movilización generalizada", se señala en un comunicado difundido por el gobierno estatal.

En el documento también se indica que la administración de Gabino Cué reserva su derecho de actuar judicialmente a través de la PGJ estatal, la cual atenderá "de manera inmediata y diligente" las denuncias que los afectados interpongan.

Para ello, se admitirá material fílmico y documental que coadyuve a fincar responsabilidades de los hechos delictivos que se configuren.

"(El gobierno de Oaxaca) se reserva su derecho de actuar contra los autores de los ilícitos, atendiendo las demandas que los afectados interpongan", agregó el gobierno estatal.

Gabino Cué condenó los hechos de violencia registrados este jueves por parte de la CNTE y recordó que su administración mantiene una mesa de diálogo con integrantes de la Comisión Política de la Sección 22, a fin de atender a cabalidad los planteamientos magisteriales.

Ante ello, lanzó un llamado al magisterio a desmovilizarse y conducir sus demandas por las vías institucionales y "asumir con vocación de servicio y lealtad magisterial los retos educativos de nuestro tiempo", ya que el estado requiere de condiciones de paz y estabilidad social "para remontar sus profundos rezagos sociales y la problemática educativa que afectan a la sociedad".