Maestros de la sección 22 bloquean comercios en Oaxaca

Rubén Núñez, dirigente de la CNTE, dijo que padres de familia entregaron cartas al IEEPO para mostrar su apoyo y decisión de suspender clases, sin embargo, el instituto no las reconoce.  

Oaxaca

Un grupo reducido de docentes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación realizaron la toma de al menos cinco plazas comerciales en la ciudad de Oaxaca.

Los docentes se apostaron en las puertas de los negocios, tiendas de conveniencia y de autoservicio, impidiendo el paso de clientes y trabajadores, por lo que se optó por cerrar las puertas principales.

Entre los sitios tomados se encuentran plaza del Valle, Cristal y Plaza Oaxaca además de la macro plaza, las ocupaciones empezaron poco después de las 10 de la mañana.

Rubén Núñez Ginés, líder de la sección 22 de la CNTE, reiteró que los maestros no le temen a los descuentos ni a los despido, argumentando que se ya se procediendo a la defensa legal de los profesores que perdieron su plaza al acumular 4 faltas consecutivas en un mes.

Amenazó con ejercer un voto de castigo masivo contra los partidos políticos que aprobaron la reforma educativa federal y dijo que su asamblea plenaria discute si se realiza un boicot electoral, no permitiendo la instalación de casillas, si persiste la negativa de dar respuesta a sus exigencias donde se encuentra la anulación del decreto de transformación del IEEPO, así como la derogación reforma educativa.

Agregó que padres de familia, a través de cartas han mostrado el apoyo a los maestros para que se ausente, sin embargo, el director del departamento jurídico del IEEPO Raúl Pérez Zorrilla rechazó como avala esas misivas, al considerar que pueden ser falsas.

Agregó que quienes presionen a los padres para firmar el presunto aval, están incurriendo en un delito y pueden ser acreedores a las sanciones que la ley vigente establece.

Recordó que el IEEPO establece que los maestros, son servidores públicos del Estado y por lo tanto, no deben coaccionar la firma de documentos a las y los padres de familia o a las autoridades municipales, con el fin de justificar su inasistencia y evitar los descuentos respectivos o la rescisión del contrato laboral.