Diálogo con CNTE no será bajo sus condiciones: vocero de Oaxaca

Miguel Ángel Muñoz reiteró que si sostienen un encuentro con los maestros de la sección 22 será público e informativo y no privado y de negociación, como plantean los docentes.
Los representantes del gobierno estatal esperaron por más de una hora a los docentes, pero éstos no llegaron.
Los representantes del gobierno estatal esperaron por más de una hora a los docentes, pero éstos no llegaron. (José Antonio Belmont)

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca se dijo abierto al diálogo con la sección 22 de la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero no en los términos que el movimiento magisterial pretende imponer.

Tras esperar por más de una hora la llegada de los maestros en la Ciudad Administrativa, Miguel Ángel Muñoz, vocero de la administración estatal, enfatizó que el encuentro que ellos plantean será público e informativo y no privado y de negociación.

Muñoz puntualizó que desde el jueves pasado informaron tanto a Rubén Núñez, líder de la sección 22, y a Francisco Villalobos, secretario de organización, el lugar y la hora del encuentro.

De igual forma, el funcionario estatal explicó que no enviaron una invitación formal porque, dijo, los docentes fueron quienes propusieron la reunión y no el gobierno de Oaxaca.

Posteriormente, en conferencia, el secretario general de Gobierno, Alfonso Gómez, calificó de reprobable que hayan pedido una entrevista y decidieran realizar marchas, bloqueos, y otras manifestaciones "cuando se les estuvo esperando".

"El gobierno del Estado accedió a tener esta reunión a solicitud expresa de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación".

"También se quiere reafirmar aquí un exhorto al magisterio que el diálogo se dé de manera franca y abierta sin generar molestias a terceros, sin bloquear vías de comunicación y sin continuar con estas prácticas que lesionan a la sociedad y el conjunto completo de Oaxaca", subrayó.

El gobierno estatal reportó bloqueos carreteros en Salina Cruz y Tamazulapa, así como la toma de tiendas en Pinotepa Nacional, y la propia movilización en la capital.