Sin reponer clases, CNTE se va de vacaciones en Oxaca

En al menos unas 300 de las 900 escuelas bajo control de la sección 22 en Oaxaca, los padres de familia hicieron firmar a los docentes paristas cartas compromiso para no volver a parar de manera ...

Oaxaca

La Coordinadora Estatal de Padres de Familia recriminó que los profesores de la sección 22, quienes en agosto pasado se ausentaron de sus aulas al menos 36 días para protestar en la ciudad de México en contra de la Reforma Educativa, se fueran de vacaciones sin cumplir con la reposición del tiempo perdidos generado por sus movilizaciones callejeras.

La dirigente del gremio, Luisa García, reprocho la burla de la que son objeto los padres de familia por el incumplimiento de los docentes paristas y anunció que buscarán el acercamiento con el secretario de educación federal Emilio Chauyfet para exigirle el respeto al derecho tercero constitucional en Oaxaca, principalmente para que no haya más paros injustificados y se cumplan con los 200 días de clases que marca el calendario escolar.

Dijo que cada año que los integrantes del magisterio disidente, abandonan sus aulas, para ir en la búsqueda de mas canogías y prebendas, siempre hacen promesas a los padres de familia respecto a la reposición de las clases por cada día de paro en que incurren.

"Llevamos más de 25 años con este movimiento y en Oaxaca tenemos mismo tiempo que no se cumple al pie de la letra con el calendario escolar, lo que se traduce en que se tengan los indicadores más bajos en aprovechamiento y los mas altos en deserción escolar".

García, refiere que no se puede entender como hoy en día sea el propio gobierno del estado, atraves del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), quien solape la irresponsabilidad de sus maestros, una vez que no se emite ninguna sanción o descuento por sus ausencias.

Denunció que los maestros de la sección 22, iniciaron su periodo vacacional de invierno, el 20 de diciembre, sin recuperar un día u hora más adiccional por los días que no trabajaron, además de que el mismo 16 de diciembre, recibieron la primera parte de su aguinaldo y el pago de las dos quincenas del mes.

Luisa García afirmó que está pendiente de resolverse un amparo presentado ante el juzgado del tercer y cuarto distrito para salvaguardar el derecho a la educación de al menos un millón de alumnos oaxaqueños bajo la premisa y alcance de la recién aprobada y promulgada reforma educativa federal.

En Octubre pasado, el gobierno de Gabino Cué, dio a conocer que como resultado de una negociación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE) se consenso la aplicación de un calendario escolar alterno para recuperar los días que se perdieron con las movilizaciones de inicio de ciclo escolar.

El esquema acordado entre ambas partes busca recuperar 38 de los 40 días de clases perdidos en el nivel de educación básico derivado del paro magisterial, reiniciandose las actividades escolares el 14 de octubre de 2013, esperando se concluya el año escolar el 17 de julio de 2014.

De acuerdo con el programa de acción contemplado se acordó de manera extraordinaria laborar los últimos viernes de cada mes y recorrer a los sábados las reuniones sindicales.

También se definió laborar días extras entre ellos el 18 de noviembre, el 6 de enero, 3 de febrero, 17 de marzo y el 5 de mayo.

Otros cinco días serán recuperados con la cancelación del mismo número de días considerados inhábiles por periodo vacacional en el calendario oficial: 20 de diciembre, 23, 24 y 25 de abril, y 16 de julio.

Finalmente, otros 22 días se sumarán a la recuperación mediante la "ampliación de tres horas de labores académicas semana-mes", con lo cual se completan 38 días de clases que se resarcirán debido al paro que mantenía la Sección 22 del SNTE en territorio estatal.

No obstante, este calendario pactado entre el gobierno de Oaxaca y la seccion 22 no  contemplaba el respeto de los periodos vacacionales del 20 de diciembre.

En al menos unas 300 de las 900 escuelas bajo control de la sección 22 en Oaxaca, los padres de familia hicieron firmar a los docentes paristas cartas compromiso para no volver a parar de manera injustificada las actividades escolares, solo en unas 50 hubo desavenencias y se registraron falta de acuerdos por la no aceptación.