Maestros cierran calles en Oaxaca para exigir liberación de pagos

Profesores de la sección 22 de la CNTE mantienen un cierre en la carretera Panamericana, que impide la salida de vehículos a la zona del Istmo de Tehuantepec. 

Oaxaca

Profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación cerraron calles y cruceros de Oaxaca en demanda de la liberación de sus pagos retenidos.

Al menos 45 maestros, originarios de la Sierra Sur, dejaron sin clases a mil alumnos que acuden a seis escuelas primarias y secundarias localizadas en los municipios de Santiago Xicuai, San Pedro Cajonos, Santa María Tlahuitoltepec, Santiago Zacatepe, San Juan Juquila Mixe y San Miguel Quezaltepec que se ubican en la Sierra Norte de la entidad

Los docentes se apoderaron de unos seis autobuses, tres de ellos de la empresa de transporte turístico ADO, que utilizaron como barricada para exigir la respuesta del gobierno estatal a sus exigencias.

La toma del crucero localizado entre la avenida Héroes del Chapultepec, el Periférico y la carretera Panamericana, impide la salida de vehículos a la zona del Istmo de Tehuantepec y obstruye la vialidad en la zona norte de la capital.

“Por irresponsabilidad de funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) se le debe a nuestros 45 compañeros entre 10 y 12 quincenas y tememos que no se les pague, ni se les liquide su aguinaldo este fin de año.

Además no han sido integrados al plantillo, y el argumento que existe es que cobran por honorarios”, denunció Iván Caballero representante en la zona de la Sierra.

Afirmó que con apoyo de los integrantes de la Comisión Política de la sección 22 de la CNTE, logren sostener una audiencia con el gobernador Gabino Cué para desahogar sus demandas y lograr que antes del 15 de diciembre se les pague todo los que se les debe.

Indicó que los maestros afectados por la falta de pago son responsables, se han mantenido en sus aulas durante todo el ciclo escolar, pese a los llamados a marchas y reforzamiento del plantón en la zona del centro histórico.

Argumentó que su desesperación los llevo a determinar acciones extremas, advirtiendo que no retiran sus protesta hasta que logre sus objetivos.