Actuar contra agresores, piden simpatizantes de la CNTE

Tras el desalojo de los maestros de la escuela Porfirio Díaz, por parte de las autoridades de San Pedro Mártir, padres de familia simpatizantes de la CNTE pidieron castigo a los agresores.

Oaxaca

Padres de familia ligados a la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y simpatizantes del Frente Único de Lucha Social por la Reconstrucción de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (FULS-APPO), acudieron ante la Procuraduría General de Justicia para acusar a los padres de familia y autoridades municipales del poblado de San Pedro Mártir por abuso de autoridad, luego de que el pasado sábado fueran desalojados de la escuela primaria Porfirio Díaz.

Los inconformes protagonizaron un mitin en la sede judicial para buscar una audiencia con el procurador de justicia Héctor Joaquín Carrillo, quien les recomendó resolver sus diferencias por la vía institucional.

Rosalía Martínez del comité de padres de familia de San Pedro Mártir, ligada a la sección 22, dijo que estaban resguardando las escuelas cuando fueron agredidos por porros y gente armada con palos y pistolas.

Acusó al edil, Felipe Jacobo Martínez García; al síndico, Tomás Aguilar y al regidor de educación, Lázaro López Arellanes, de haber violentado la situación en ese lugar.

"Pido justicia y orden de aprehensión inmediata contra esas personas que agredieron a los padres de familia quienes estaban en la escuela primaria".

Asimismo, señaló a la señora Lourdes García Torres quien encabeza al Comité de Padres de Familia que apoya el regreso de los profesores de la sección 59 en la comunidad

Rechazó que sea un acuerdo de la comunidad la salida de la Sección 22 de la CNTE, "porque no nos toman en cuenta para la determinación de las escuelas".

Precisó que al menos otras seis personas resultaron agredidas y que también ellas habrán de firmar la averiguación previa contra las autoridades municipales de San Pedro Martir.

Sin embargo, el regidor de educación del municipio de San Pedro Martir, Lázaro López Arellanes, dejó claro que la recuperación de la escuela fue el resultado de la determinación de la mayoría de los pobladores que firmaron un acta de asamblea donde quedo plasmada la intención de expulsar de su pueblo a los maestros violentos de la sección 22.