Sección 59 lleva niños para cerrar calles en Oaxaca

Una fracción del SNTE mantiene los cierres con el apoyo de los camiones y los menores, algunos con síndrome de Down sentados en botes y el piso.

Oaxaca

Con niños con síndrome de Down, una fracción disidente de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, tomó calles y cruceros en la ciudad de Oaxaca.

Además, retuvo autobuses del transporte público que fueron utilizado de barricadas, para exigir la entrega de documentación, certificados para unos 60 mil alumnos y la liberación de los pagos retenidos de 4 mil profesores.

El dirigente de la sección, Miguel Silva Selvas, reprochó que haya un trato inequitativo y discriminatorio por parte del gobierno de Oaxaca, que les ha negado toda opción de diálogo por presiones de la propia sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

“Le estamos exigiendo al gobernador Gabino Cué la entrega inmediata de certificados constancias y acreditación de estudios para unos 60 mil alumnos de 700 escuelas que se les tienen que entregar por ley a fin del ciclo escolar.

“Sabemos que hay presiones de la sección 22 al gobernador para que no se entreguen los documentos a los escolares, pero ya existe la presión de los padres de familia quienes están dispuesto de llevar hasta sus últimas consecuencias sus estrategias de presión y movilización local para lograr que se dé un trato adecuado a sus hijos y se les entregue la documentación correspondiente, amenazando con realizar el viernes bloqueo de carreteras de forma indefinida”, detalló.

Como segundo punto en sus exigencias demandaron que se pague el salario retenido para unos 4 mil docentes que ganaron un amparo federal para que no le sea desconocidos sus derechos laborales, ni se limite el pago de sus salario y prestaciones.

Los inconformes, quienes en su protesta se hicieron acompañar de padres de familia, anunciaron que realizaran una marcha motorizada a la Ciudad de México, en donde buscarán trasladarse a la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para presentar una queja por el trato inhumado que se brinda a los niños y niñas que cursan sus estudios en escuela bajo control de la sección 59 y a los que se lesiona  por parte de autoridades estatales y federales su derecho a ser educados.

En otro tema, el dirigente de los maestros reprochó la actitud que ha tomado el SNTE, encabezado por Juan Díaz de la Torre al no dar cauce a la solicitud de desconocimiento como dirigente de la sección 59 de Joaquín Echeverría Lara, a quien señalan de cometer presuntos actos de corrupción.