Exigen ‘dotación’ de maestros en Santo Domingo Teojomulco, Oaxaca

Con palos y machetes, el grupo de habitantes acusaron a los profesores de la sección 22 de negarse a cumplir con sus obligaciones.
Los padres de familia protestan por la falta de maestros.
Los padres de familia protestan por la falta de maestros. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Un grupo de habitantes del municipio indígena  Santo Domingo Teojomulco tomaron la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO)  y con palos y machete en mano exigieron la dotación de maestros para las escuelas rurales de dicha comunidad.

Los inconformes señalaron que los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se niegan a cumplir con sus labores para brindar clases a los alumnos, -solo imparten cursos de martes  a jueves- y los pobladores y padres de familia, exigen que las clases se desarrollen todos los días de la semana.

Los manifestantes arribaron desde el pasado 6 de enero a la capital para buscar una audiencia con el director general del IEEPO, Manuel Antonio Iturribarria Bolaños para exigirle la asignación de maestros para las escuelas de su comunidad.

Sin embargo, han recibido negativas a su solicitud por lo que han desarrollado diversas manifestaciones callejeras, mismas que este viernes subieron de tono cuando bloquearon los cruceros de la zona oriente de la zona metropolitana y se apoderaron de la sede de las instalaciones, logrando desalojar a todo el personal administrativo que acuden a la misma.

Asimismo tomaron algunos camiones de transporte urbano que colocaron como barricadas.

El presidente municipal de Santo Domingo Teojomulco, Gonzalo López y el presidente del comité de padres de familia de la primaria “21 de marzo”, Alberto Hernández Pérez,  recriminaron que profesores titulados ligados con la sección 22 se nieguen a dar clases por la marginación y lejanía donde se localizan las escuelas donde les toco laborar. Por eso le apuestan a que se les asignen nuevos docentes.

Asimismo lamentaron la postura asumida por las autoridades estatales que han preferido sacrificar a un poco más de 500 alumnos que no reciben clases por no tener maestros a cambio de  aplicar sanciones para obligar a los docentes que les toca ocupar la plaza a cumplir con su responsabilidad.

De la misma forma plantea que se les otorgue la plaza de docentes a los profesores comunitarios que han  sido habilitados por la comunidad para cumplir con la encomienda y que laboran bajo el régimen de honorarios.