Inicia averiguación por agresión a policía de Oaxaca

Durante el enfrentamiento entre padres e integrantes de la sección 22 del pasado jueves, el uniformado fue despojado de su arma de cargo y el chaleco antibalas.
Los niños ya están dentro de la escuela
La escuela Hermanos Flores Magón (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Marco Tulio López Escamilla, anunció que se integró una averiguación Previa en la Procuraduría de Justicia por la retención, vejación y agresión que sufrió un policía estatal, durante el enfrentamiento que protagonizaron padres de familia y profesores de la sección 22 por el control de la escuela primaria “Hermanos Flores Magón”, donde se reportó un saldo de 8 heridos.

El mando dijo que la indagatoria se integró en la fiscalía especializada y se espera que en la misma los profesores del magisterio disidente entreguen la fornitura, el arma de cargo y el chaleco anti balas  que le despojaron al uniformado.

Adelanto que la averiguación previa que habrá valer la corporación, no habrá señalamientos directos, “se integrara  solo en contra de quienes resulten responsable”.

Dijo que la presencia policiaca seguirá vigente en aquellas escuelas donde haya conflicto, precisando que se monitorea tres escuelas, estas ubicadas en la colonia “Los Ángeles” del municipio de San Jacinto Amilpas donde se reportó el altercado entre docentes de la sección 22 y tutores.

“Nuestra vigilancia será permanente para evitar que ocurra otro enfrentamiento”, enfatizó.

Confió en que no ocurran nuevos altercados, apostando a la voluntad de las partes inmersas en el conflicto para que prevalezca la política del dialogo.

Con respecto a la presencia del maestro pistolero José Alfredo Martínez Jiménez, quien fue exhibido en las redes sociales portando un arma de fuego, realizando disparos en contra de la multitud, el mando informó no tener ningún reporte sobre la presencia de algún integrante de la sección 22 armado.

“Si lo hubiéramos visto, se hubiera detenido, pero jamás nos percatamos de su presencia hasta que fue exhibido en las redes sociales.

El titular de la seguridad pública en Oaxaca, admitió que el día del enfrentamiento, las fuerzas federales se vieron rebasadas. Porque, preciso, “eran 600 contra 250 policías, lo que  de manera evidente y haciendo matemáticos nos superaron en número”.

Aclaro que el operativo era evitar que hubiera muertos y un mayor número de lesionados, y festejo que se hubiera tenido un resultado  positivo porque no se reportaron muertos.

“Lamentamos mucho que haya algunos heridos, pero hubiera sido más grave si no hubieran intervenido haciendo valer nuestra presencia”.