La ley no se negocia en Oaxaca: diputado local

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Alejandro Avilés, dijo que es responsabilidad de los diputados locales aprobar la ley educativa sin presiones de la CNTE. 

Oaxaca

La ley no se negocia en Oaxaca, afirmó Alejandro Avilés, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados en el estado ante las amenazas de los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación por imponer su criterio en la construcción de la nueva ley estatal de educación mediante el uso de la presión.

Los docentes disidentes han amagado incluso con llevar a juicio político y ciudadano a los legisladores de aprobar un "albazo legislativo".

El vocero de la gremial Mohamed Otaki Toledo, afirmó que los diputados serían catalogados de "traidores", de no corregir las 10 modificaciones que hizo la Consejería Jurídica del Poder Ejecutivo Estatal a la iniciativa de ley de educación elaborada por la Comisión Tripartita.

En respuesta el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Alejandro Avilés, dijo que la responsabilidad de los diputados es aprobar una ley de educación que mejor convenga a Oaxaca, armonizada a la legislación federal sin contravenir a la Constitución, "pero nada se hará bajo amenazas o presiones de ningún tipo, porque la ley no se negocia, la ley se aplica y se cumple".

Avilés Álvarez, aseguró que todos tenemos un compromiso con la gobernabilidad, pero principalmente el Ejecutivo estatal, de ahí que nuestras actitudes deben ser diferentes para poner un alto a los actos vandálicos, y un paso importante será aprobar la Ley de Educación.

"Oaxaca vive en el rezago educativo, lo que trae como consecuencia marginación y pobreza, y si no armonizamos la ley local a la federal, tendríamos graves problemas y con resultados nada favorables. Oaxaca forma parte de la Federación, por eso debemos acatar la ley, no hay vuelta de hoja", sostuvo.

En este sentido, el también coordinador del grupo parlamentario priista aseguró que los diputados de la Legislatura estatal no trabajan bajo ningún tipo de presión o contra reloj, mucho menos con amenazas.

"Aún cuando las Comisiones Unidas están trabajando en el dictamen respectivo, el pleno es quien decidirá, por ello, los 42 legisladores razonaremos el sentido de nuestro voto, pero jamás vamos a permitir que se contravenga la constitución, ese es nuestro compromiso, principalmente de la fracción priista".

Bajo estas premisas, detalló que el Congreso en pleno trabaja por una Ley educativa que garantice la calidad de la educación para los más de un millón 300 mil niños, niñas y jóvenes oaxaqueños. "No caeremos en la fatalidad de aprobar una ley que no esté armonizada a la federal y que vaya en contra de la Constitución", recalcó.

"Cuando tomamos protesta como representantes populares, lo hicimos con el compromiso pleno de trabajar por el beneficio de las mayorías, jamás por el bien personal, de grupo o de gremios, por eso, es momento que todos los partidos políticos que conformamos la Legislatura cerremos el puño por el bien de Oaxaca, por el bien de la gobernabilidad y para terminar con la violencia que tanto daño causa a nuestro estado.

"La sociedad ya está cansada de tantos atropellos, vive en el hartazgo por los cierres de carreteras, de cruceros, de calles, la toma de oficinas gubernamentales y ahora los actos vandálicos en contra de los negocios particulares, como los saqueos que vivieron los empresarios gasolineros", finalizó.