SSP de Oaxaca presentará denuncia contra la CNTE

El secretario Alberto Esteva Salinas informó que los integrantes del magisterio tienen en su poder dos armas que les robaron a dos policías que mantuvieron como rehenes el viernes pasado. 
Los inconformes piden se les entreguen 750 plazas de maestros
La semana pasada los normalistas tomaron una plaza comercial y la terminal de autobuses (Archivo) (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca anunció que presentará una denuncia penal contra la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación por el robo de dos armas y la retención de dos policías que pretendieron ser utilizados como ficha de cambio por la liberación de los estudiantes normalistas acusados de cometer actos vandálicos.

El titular de la dependencia, Alberto Esteva Salinas, denunció que los integrantes del magisterio tienen en su poder dos armas que le fueron aseguradas a dos policías que mantuvieron como rehenes y que pretendieron utilizar con ficha de cambio para lograr la libertad de los normalistas que incurrieron en actos vandálicos y que ya están consignados ante un juez.

“Tenemos pérdidas dos armas con su fornitura correspondiente tras la detención de dos nuestros compañeros que realizaron maestros de la sección 22 y que tememos puedan ser utilizadas en otros hechos delictivos”, señaló.

Indicó que las armas son de uso exclusivo del ejército, son pistolas tipo Bereta cacha corta de origen italiano y actualmente se está exigiendo al magisterio que las devuelva.

“Nosotros ya informamos a la Secretaría de la Defensa Nacional, del robo de estas armas de alto poder para que si son utilizadas para delinquir que quedo claro que le fueron sustraída y robada a la policía”, sostuvo.

Abundó que el departamento jurídico de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, analiza la situación y este en espera de presentar la debida averiguación previa ante la PGJO por el robo de estas armas y por el ultraje y humillación que sufrieron nuestros uniformados.

Esteva Salinas adelantó que también se busca reformar el artículo 178 del código penal para tipificar como grave el delito de ultraje a la autoridad.

"Se busca que quien retenga, ofenda, denigre a un elemento de las fuerza del orden y de la ley sea sancionado no solo con una multa sino con cárcel sin derecho a fianza", afirmó.

El mando aceptó que se está trabajando con los integrantes de la Barra de Abogados y con algunos diputados locales para reformar la ley, principalmente los artículos 177 y 178 para que no se le pueda faltar el respeto a un servidor público, este uniformado o sin uniforme.

“Se busca que la ley pueda salir a defensa de los policías, y sus mandos para que no se les pueda golpear, humillar o insultar”, indicó.

Calificó inadmisible los hechos ocurridos el viernes cuando después de que las fuerzas estatales de seguridad actuaron para despejar las calles y lograr la detención de los estudiantes normalistas que destrozaron y quemaron un vehículo, un grupo de profesores de la sección 22 de la CNTE, detuvo en tránsito a dos policías que viajaban en una motocicleta, a los que se les retuvo, golpeo y se trató de utilizar como canje a cambio de la libertad de los estudiantes.

“Los policías fueron sometidos por la fuerza por los docentes, quienes los trasladaron a la sede sus instalaciones donde fueron torturados, desarmados y humillados. Esto ya no se puede permitir, ni se pueda seguir sancionando con una multa administrativa, debe haber una sanción penal, un castigo para quien incurra en el ultraje a la autoridad, sea quien sea”, concluyó.