Vandaliza CNTE auditorio de la Guelaguetza

Los maestros de la sección 22 pintaron las bardas y la cantera del lugar en repudio a la armonización de la reforma educativa.

Oaxaca

Maestros de la sección 22 de la CNTE realizaron actos vandálicos en el auditorio de la Guelaguetza.

Los docentes aprovecharon la ausencia de elementos de seguridad en la zona para ingresar al auditorio y realizar las pintas.

Entre los mensajes que dejaron en las bardas y la cantera del lugar, fueron contra la armonización de la reforma educativa y para exigirle al gobernador Gabino Cué se castigue con todo "el peso de la ley" al ex gobernador Ulises Ruiz y al ex coordinador de Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado, Bulmaro Rito Salinas, quien fue detenido y trasladado ayer al penal de Xicotel, acusado de peculado.

También entre las leyendas negras, se indica: "Aquí será la Guelaguetza Popular", advirtiendo que tomarán el recinto donde se efectúa la Guelaguetza oficial.

Durante sus acciones de vandalismos los docentes a bordos de sus brigadas móviles, retiraron también la publicidad alusiva al festejo étnico que estaba en gallardetes colgados en poste y espectaculares.

En 10 días se llevará a cabo la fiesta de las ocho regiones étnicas de Oaxaca en el cerro del Fortín

El miércoles pasado, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, anunció que habilitaría el uso de autobuses y camiones de tropa tipo Kodiak como puentes terrestres para apoyar el acceso y salida de turistas de la sede de la velaría y auditorio del cerro del Fortín, como plan "B" en caso de los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, intenten sabotear los festejos de la Guelaguetza.

En tanto, el gobernador de Oaxaca Gabino Cué, afirmó que si los profesores de la sección 22 de la CNTE se atrevieran a sabotear los festejos de la Guelaguetza, estarían cometiendo "un gran error, que causaría que tal gremio se ganara el repudio ciudadano".

"Nosotros respetamos sus decisiones, pero no compartimos ese tipo de practicas, ni las amenazas que han emitido de bloqueo o sabotaje a las fiestas de la Guelaguetza que dañan desde el patrimonio hasta la imagen de una fiesta que es de los oaxaqueños y que no es propiedad del gobierno.

Cualquier acción en contra de los festejos, aunque sea en términos de un pronunciamiento sin duda que generaría el rechazo y la molestia de los oaxaqueños.

Y si hay un boicot a la Guelaguetza, sería un gran error político de un movimiento político", precisó el gobernador oaxaqueño", consideró.

El gobernante, precisó y dejo claro que la Guelaguetza es una fiesta de los oaxaqueños, que durante a lo largo del tiempo ha sido aquilatada como una gran fiesta al grado que convertirse en un gran patrimonio nacional e internacional.

Detalló que ya tiene el 80 por ciento de los boletos vendidos para la fiesta.