Padres y maestros de la CNTE disputan escuela en Santiago Apóstol, Oaxaca

El gobierno del estado afirmó que el conflicto ya fue resuelto, sin embargo, la autoridad del municipio recordó que por acuerdo los maestros de la sección 22 no pueden dar clases. 

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca dijo que el conflicto por la disputa de escuelas en el municipio de Santiago Apóstol, fue resuelto mediante una mesa de negociación y diálogo entre los padres de familia y profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El acuerdo se alcanzó luego de que se logró la liberación de un docente que había quedado retenido en una escuela que intento ser recuperado con violencia por los maestros disidentes.

El subsecretario de Desarrollo Político en la Secretaría General de Gobierno Carlos Santiago Carrasco, aceptó que en la mediación del conflicto se contó con la participación de la autoridad municipal del poblado y los diferentes comités de padres de familia.

Recordó que luego del altercado suscitado en donde 80 docentes de la sección 22, fueron replegados a pedradas por habitantes de la comunidad, cuando pretendían ingresar a la comunidad para asumir el control de la escuela, se tuvo una  comunicación con la Comisión política del gremio para obligar a los maestros a replegarse para evitará una confrontación mayor.

Abundó que también se contó con apoyo del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), que ofreció opciones pacíficas y negociadas a los tutores para resolver el problema educativo, antes de que se reinicien las clases el próximo lunes.

El director general del IEEPO, Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, dijo que en este conflicto se tienen que respetar la ley y a la norma, porque de lo que se trata es de normalizar y regularizar los servicios educativos en la población a fin de que no se afecten las clases de los niños y niñas de la comunidad.

“Entendemos el malestar de los padres de familia y su decisión de no permitir el regreso de los maestros a sus escuelas, pero son los profesores de la CNTE los que por norma y ley  tienen que impartir clases en la escuela en disputa”.

En tanto Claudio López, representante de los padres de familia, le demandó al gobierno oaxaqueño, respetar la decisión asumida por la asamblea del pueblo que ordenó ya no permitir el regreso de los maestros paristas, por que advirtió no se comprometen con evitar más daños a la educación de los educandos de la comunidad, por sus constantes amenazas de paro de labores y por mejorar la calidad de la enseñanza, basada en el respeto a la reforma educativa federal vigente en todo el país a excepción de Oaxaca.