CNTE en Michoacán exigirá abrogación de ley

Pese a que se acordó una mesa técnica con el gobierno, el dirigente magisterial Juan José Ortega reiteró que no se negociará en torno a la reforma educativa.

Morelia

Pese a que se acordó una mesa técnica con gobierno del estado para dar salida al conflicto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, en torno a la reforma educativa, el dirigente estatal de esta organización en Michoacán, Juan José Ortega, dejó en claro que no se negociará sino que se exigirá la abrogación de la Ley Estatal de Educación, misma que desconocen y se niegan a aceptar.

Aseguró que la Sección XVIII de la CNTE mantendrá el paro técnico-administrativo con la toma de la Secretaría de Educación y las unidades de Servicios Regionales, en tanto que a partir de este lunes, fueron paralizadas la totalidad de jefaturas y supervisiones de todas las zonas escolares y amagó con tomar las direcciones escolares, en caso de no llegar a acuerdos.

Ante ello justificó que las acciones en contra de la Ley estatal de educación obedecen a su carácter de impositiva y sancionadora además de que va encaminada a la municipalización de la educación al delegar gran parte del gasto educativo a los Ayuntamientos y padres de familia, a ello se suma dijo, "la mentira de los diputados de la Comisión de Educación del PRI-Panal que aseguran que hubo diálogo y análisis con los maestros en mesas de trabajo", acusó.

Ante este escenario, precisó que la reunión de trabajo que sostendrán el viernes a las 12 horas con autoridades del gobierno del estado no son para negociar lo que ellos ofrecer como para perfeccionar la Ley aprobada o para corregir errores, toda vez que no se le encuentra, dijo, ni una bondad a la misma por lo que dejó en claro que "exigimos la abrogación de la ley estatal, desconocemos esta Ley desde el momento en que no fuimos consultados y por consecuencia no estamos obligados a respetarla", resaltó.

Finalmente dio a conocer que al término de la marcha de este martes se reunirán en Asamblea General para determinar las acciones a seguir, en tanto que advirtió que tanto Salomón Rosales como Sarbelio Molina, ambos diputados locales, deberán asumir el costo político al aprobar la Ley estatal de Educación.