Protestan en Veracruz por cobros de luz

Los manifestantes bloquearon el paso en las calles aledañas a oficinas de la Comisión en Xalapa y reclamaron que la Profeco no ha hecho nada por frenar los abusos. 

Veracruz

Desesperados por los cortes de energía eléctrica que les está realizando la Comisión Federal de Electricidad a quienes les han cambiado sin autorización la forma de pago del servicio mediante el uso de tarjetas inteligentes, veracruzanos se manifestaron este martes en diferentes oficinas de la CFE y la Procuraduría Federal del Consumidor.

Las acciones de protesta se agudizaron desde la noche del lunes cuando colonias y fraccionamientos enteros se quedaron sin energía eléctrica porque se las cortaron "al no pagar a tiempo".

Y es que los usuarios ni enterados estaban que la empresa IUSA les cambió sin anuencia previa, la forma de pago a tarjetas, pero no les dejó las tarjetas, ni notificación alguna y se enteraron del cambio al acudir a la compañía eléctrica a reclamar.

Fue tal la molestia que en Xalapa en el fraccionamiento La Pradera, los vecinos mantuvieron retenidos a trabajadores de la CFE que fueron a verificar si había una falla en suministro y resulta que otros compañeros electricistas les habían cortado la luz porque no pagaron. Los xalapeños no liberaron a los trabajadores hasta que les reinstalaron el servicio.

Las "tarjetas inteligentes" de IUSA han provocado ya más de 2 mil denuncias de inconformidad ante la Profeco y otras 10 mil quejas en la CFE.

En Veracruz el precio de la energía eléctrica es superior al de otros estados y el consumo por el calor se dispara en esta temporada.

El solo uso de un equipo de aire acondicionado únicamente en las noches se traduce en recibos de 2,500 a 3,000 pesos bimestrales, en hogares donde las familias viven con ingresos de 5 mil pesos mensuales.

Las “tarjetas inteligentes” son una nueva modalidad de atraco con carácter oficial, señaló al respecto el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Veracruz, Jesús Castañeda Nevares.

La paraestatal eléctrica sorprendió a mucha gente que aceptó el cambio de medidores, pues nunca les hicieron saber que era opcional, lo mismo que las tarjetas.

Los manifestantes bloquearon el paso en las calles aledañas a oficinas de la Comisión y reclamaron que la Profeco no ha hecho nada por frenar los abusos.

La propia CFE división Oriente reconoce que son más de 10 mil las quejas formales de usuarios inconformes por el funcionamiento de las dichosas tarjetas.

Como en IUSA a los trabajadores les pagan a destajo, 25 pesos por cada tarjeta que coloquen, los mismos no siguieron los procedimientos de solicitar autorización del usuario para cambiar la modalidad de cobro.

Cada trabajador debe hacer al menos 96 cambios por semana, lo que los lleva a incurrir en irregularidades que han desatado la rebelión de usuarios en Veracruz.