Maestros de Guerrero queman notificaciones de despido

Integrantes de la CETEG sustrajeron las notificaciones de oficinas del Servicio Postal Mexicano en Chilpancingo, y les prendieron fuego en el zócalo de la ciudad, donde tienen su campamento.

Chilpancingo/Acapulco

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) quemaron 200 notificaciones de despido que la Secretaría de Educación Pública pretendía distribuir por medio del Servicio Postal Mexicano.

Desde las 09:00 horas, los maestros disidentes llegaron a las oficinas del Sepomex, en la esquina de Teófilo Olea y Leyva con Quintana Roo.

De ahí sustrajeron las notificaciones dirigidas para los profesores que no se presentaron a la evaluación docente y las trasladaron hacia su campamento, ubicado en la plaza central de Chilpancingo.

Los profesores, encabezados por Antonia Morales Vélez, sostuvieron una reunión de 40 minutos, después llevaron la papelería hacia la plancha del zócalo, la rociaron con gasolina y le prendieron fuego.

Con dicha acción, dijeron que no van a permitir que se consume la notificación de los despidos para sus compañeros.

También hicieron el llamado a los egresados de las normales y los jubilados, para que no se presten a la maniobra de sustituir a los maestros que la SEP pretende separar de las aulas como una forma de represión.

Ni denuncias ni despidos amedrenta a los maestros

Ni las denuncias penales ni los despidos amedrentan a los maestros disidentes, quienes hicieron un llamado al dirigente estatal, Ramos Reyes, para que el gremio esté unido.

Acusaron que los gobiernos federal y del estado pretenden minimizar la movilización de los docentes y el respaldo que les han expresado padres de familia y organizaciones sociales.

"Hoy los padres de familia están conscientes y están dispuestos a llegar hasta sus últimas consecuencias por defender, en este caso, a los maestros en los centros escolares.

"Si fuéramos minoría, no estaría tan preocupado, porque incluso logramos capturar a uno de los muchos infiltrados en la marcha (...) si fuera minoría creo que estuvo por demás el resguardo que le dieron al Palacio de Gobierno", dijo el vocero de la Comisión Política de la CETEG, Walter Emanuel Añorve Rodríguez, en entrevista en el puerto de Acapulco.

Dijo que el secretario de Educación federal, Aurelio Nuño, quiere minimizar las movilizaciones del magisterio, a pesar de que los docentes no acudieron a ser evaluados en estados como Oaxaca, Michoacán y Chiapas.

"Creo que las bases precisamente están optando por lo que siempre debímos haber optado, por la unidad en la acción, y los compañeros de la Costa Grande hicieron un llamado a Ramos Reyes Carreto, que no podemos postergar el asunto de la unidad", pidió Añorve Rodríguez.