Niega líder de la CETEG división entre maestros

El secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, Ramos Reyes Guerrero, dijo que hay un consenso para mantener el movimiento por los normalistas.
Dirigente del Ceteg, Ramos Reyes Guerrero.
Dirigente del Ceteg, Ramos Reyes Guerrero. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), Ramos Reyes Guerrero negó que haya riesgo de ruptura al seno del magisterio disidente, ya que el viernes se realizó una asamblea representativa y en ella se acordó convocar a una plenaria estatal para dirimir todas las diferencias internas.

Aunque la asamblea representativa se desarrolló sin los principales opositores al actual dirigente, este manifestó que se dejaron las bases para iniciar un proceso de conciliación que permita superar todas las dificultades que se han generado al calor del movimiento actual.

Señaló que hay un gran consenso en torno a mantener vivo el movimiento a favor de la presentación de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, mismos que permanecen desaparecidos desde la jornada del 26 de septiembre.

"Ya son cinco meses sin verlos, la verdad es que se trata de una situación que preocupa y la exigencia para el gobierno federal y del estado, es la presentación con vida y sanos", apuntó.

Después, explicó que en la asamblea estatal representativa, se hizo un llamado a las bases para mantenerse unidos en la defensa de los derechos que han conquistado en los últimos años, porque la reforma educativa federal está golpeando a todos.

La asamblea responsabilizó de los hechos ocurridos en Acapulco al gobierno federal, lo mismo del asesinato cometido en contra del profesor Claudio Castillo Peña que del ataque sexual perpetrado en contra de cuatro profesoras, de las que se reservó su identidad.

"Queremos que se haga justicia para nuestro compañero Claudio, él no podía caminar y por eso nos ayudaba desde el voceo, estaba en uno de los carros de sonido y la policía tuvo que bajarlo de ahí, por eso se dio la situación de su muerte", anotó.

Comentó que en marzo próximo se cumplirá un año de que la CETEG entregó su pliego petitorio al gobierno estatal, pero hasta el momento no se les ha dado una repuesta puntual.

Los acercamientos con el gobierno para revisar dicho pliego petitorio, siempre se desarrollarán con el aval de los padres de familia de los jóvenes desaparecidos, para que de ninguna manera haya desencuentros ni malos atendidos.

La asamblea dirigió un llamado a todas las expresiones magisteriales a dar la unidad, lo que captará también la fuerza de sindicatos independientes, organizaciones sociales y del movimiento estudiantil para mantener vivo el reclamo de que los 43 aparezcan.

De ahí la convocatoria a un pleno de la CETEG, en la que se van a dirimir todas las discrepancias internas.

"La CETEG es única, no tiene dueño y le pertenece a todos los maestros de Guerrero, incluso; si los institucionales quieren incorporarse podrán hacerlo".