CETEG marcha sobre la Autopista del Sol

Los maestros ocupan los carriles que van hacia el puerto de Acapulco. Rechazan la evaluación de la Secretaría de Educación Pública.
Los maestros ocupan dos de los cuatro carriles de la Autopista del Sol
Los maestros ocupan dos de los cuatro carriles de la Autopista del Sol (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) macharon en Chilpancingo para ratificar su oposición a la evaluación que implementa la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que ratificaron su determinación de impugnar la reforma educativa federal.

Desde las 11:30 horas del miércoles, cerca de mil maestros disidentes se concentraron en las inmediaciones de la estatua de El Caballito, en el lado norte de la capital del estado.

Comenzaron una marcha que avanzó sobre los carriles sur-norte de la Autopista del Sol, obstaculizando parcialmente la circulación de los automovilistas que viajaban rumbo al puerto de Acapulco.

En realidad, los conductores siempre tuvieron la posibilidad de utilizar los carriles laterales del boulevard Vicente Guerrero Saldaña, que permiten la comunicación con el interior de la ciudad.

Los que marcharon pertenecen a la fracción de la CETEG que encabezan Antonia Morales, Walter Añorve y Manuel Salvador Rosas Zúñiga, opositores a la dirigencia del secretario general, Ramos Reyes Guerrero.

La principal bandera de la protesta, es el rechazo a la evaluación que impone la reforma educativa federal, bajo el argumento de que tiene un carácter punitivo que pone en riesgo la permanencia de los profesores en su trabajo.

A las 12:45 pasaron frente a las instalaciones de la 35 Zona Militar, a la altura de la colonia del PRI sin que se registrara ningún escarceo.

Después de las 13:00 horas pasaron frente al Congreso local y se detuvieron por espacio de diez minutos, tiempo en el que llamaron a los diputados locales a pronunciarse contra la reforma, por los efectos negativos que representa para los trabajadores del sector educativo.

Después avanzaron hacia el sur y pasaron frente a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), lugar en el que realizaron pintas reclamando la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa.

La última escala se registró en la entrada principal del Palacio de Gobierno, en donde dirigieron un llamado al gobernador Rogelio Ortega Martínez para solicitarse que se pronuncie contra la reforma educativa, si es que en realidad postula una ideología de izquierda.