CETEG dice que aviadores están en el gobierno del estado

El vocero de la Coordinadora, Walter Añorve consideró que hay un acoso laboral contra los maestros por parte de la secretaria de Educación, Silvia Romero.

Acapulco

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), reviró a la titular de la Secretaría de Educación, Silvia Romero Suarez, al señalar que los “aviadores” que buscan están en el gobierno de Ángel Aguirre Rivero y en el Congreso del Estado.

Aseguró que la secretaría debe saber y conocer cuántos comisionados hay, cuantos comisionados tiene el SNTE, y cuantos comisionados tienen algunos legisladores y en las diferentes oficinas de gobierno, respondió el vocero de la CTEG, Walter Emanuel Añorve Rodríguez.

Se refirió al caso de los casi siete mil maestros “fantasmas”, a quienes la Contraloría interna de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), les envió exhortos para ubicarlos en sus centros de trabajo.

“Lo singular del exhorto es que les llegó a compañeros, son maestros que están frente a grupo, que están laborando en un centro de trabajo.

“Nosotros lo vemos como un acoso laboral, debido a que la secretaría sabe y conoce donde se encuentran los aviadores; a los compañeros que les llegó el exhorto están frente a grupo”, respondió.

Al mismo tiempo demandó al gobierno federal y del estado la cancelación de 15 órdenes de aprehensión que se han girado en contra de maestros y líderes magisteriales de la CETEG.

“El año pasado hicimos acuerdos con la federación con respecto a la persecución y hostigamiento y las órdenes de aprehensión que se giraron a diferentes compañeros donde ya a estas alturas ya deberían estar cerradas las averiguaciones previas, sin embargo siguen apareciendo.

“Tenemos aproximadamente 15 compañeros afectados, unos entre averiguaciones previas y otros ya con procesos penales. Por eso demandando la cancelación porque fue un acuerdo desde el año pasado”, insistió el también integrante de la comisión política de la CETEG, Añorve Rodríguez.

También anunciaron una serie de movilizaciones e incluso hasta un paro de labores indefinidos si el gobierno federal no atiende las ocho mesas de trabajo que se instalaron luego de la reforma educativa.