Pese a llamado a paro, inician clases en Guerrero

La Secretaría de Educación del estado informó que de las 11 mil escuelas de la entidad, 240 ubicadas en Chilpancingo, Tierra Colorada, Mochitlán y Quechultenango, realizan un paro.

Chilpancingo y Acapulco

El ciclo escolar 2015-2016 en Guerrero arrancó con el cierre de los planteles que concentran la mayor matrícula escolar de Chilpancingo y con tan solo algunos planteles cerrados en Acapulco.

No abrieron las escuelas que controla la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) en la capital del estado. Los profesores colocaron pancartas informando a los padres de familia que se trataba de un paro laboral de 48 horas.

Los planteles bajo el control de la sección 18 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) también suspendieron labores.

Escuelas como la José Martí, Primer Congreso de Anáhuac, Héroes de Guerrero, José Vasconcelos y Vicente Guerrero, entre otras, regresaron a los alumnos a sus casas con el aviso de que volverán a clases el próximo miércoles 26 de agosto.

La Secretaría de Educación de Guerrero informó que de las 11 mil 40 escuelas del estado, 240 planteles ubicados en Chilpancingo, Tierra Colorada, Mochitlán y Quechultenango, no iniciaron el ciclo escolar.

Se espera que en el transcurso de la jornada haya marchas y toma de edificios públicos.

En la región Acapulco-Coyuca el llamado a paro no tuvo el mismo eco, ya que en un recorrido hecho por MILENIO se pudo observar que hay presencia de niños y maestros en las escuelas.

En las colonias Renacimiento y Zapata, que son consideradas de alto riesgo y donde se había solicitado la presencia de fuerzas federales, hay niños y maestros en los planteles, pero no hay vigilancia.

En algunos planteles se pueden observar algunas mantas en rechazo a la reforma educativa.

En la región Acapulco-Coyuca hay mil 200 escuelas, de las cuales la CETEG había anunciado que 800 realizarían el paro y no abrirían.