No hay condiciones en Iguala para buscar a desaparecidos: CDHM

El abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña consideró que no hay hasta el momento una línea de acción que permita aspirar a que pronto se  encuentren a los jóvenes.

Chilpancingo

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM), Tlachinollan sostuvo que ante el poder que ejerce la delincuencia organizada en Iguala, no hay condiciones para sostener la búsqueda de los 57 normalistas rurales desaparecidos desde la madrugada del 27 de septiembre.

Vidulfo Rosales Sierra, abogado del CDHM, sostiene que a pesar de que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tienen el voto de confianza para que realicen la búsqueda de los 57 normalistas desaparecido, no se observan hasta el momento avances importantes.

"Nosotros no hemos visto un plan de búsqueda debidamente sistematizado, que esté ordenado ni que tenga intencionalidad, pues no vemos que se desplieguen grandes grupos a Iguala para ubicar los lugares en los que estén los compañeros", indicó.

Señaló que familiares, estudiantes y organismos no gubernamentales interesados en la búsqueda de los alumnos de Ayotzinapa ya se aportaron los elementos que se tenían, sin embargo no hay hasta el momento una línea de acción que permita aspirar a que pronto se les encontrará.

Aunque hay pruebas de identidad en manos de la PGJE y la SSP, el abogado del CDHM sostiene que no hay hasta el momento un plan de búsqueda específico.

El domingo por la mañana, un grupo de padres de familia entró en una fase de desesperación y por su cuenta fue a buscarlos a Iguala, sin embargo, se regresaron sin nada porque no hay condiciones.

Anotó: "En Iguala el clima todavía es muy hostil de parte de la policía preventiva y los civiles armados que están actuando en la ciudad, no hay garantías y ni siquiera los abogados hemos podido acudir para revisar amparos o las averiguaciones; no se ha desactivado ese foco de inseguridad que representa Iguala".

En conclusión, para los organismos de derechos humanos no gubernamentales, dijo que no hay garantías de seguridad ni preventivas que puedan contener agresiones, lo mismo para estudiantes o familiares de los desaparecidos.