Busca ex secretario de seguridad de Guerrero alcaldía de Acapulco

Ramón Almonte, quien estuviera involucrado en la muerte de dos normalistas de Ayotzinapa, dijo que no tiene nada de que avergonzarse.
Almonte Borja reconoció que tiene abierto un proceso de juicio político en su contra.
Almonte Borja reconoció que tiene abierto un proceso de juicio político en su contra. (Javier Trujillo)

Acapulco

El ex secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja, implicado en el operativo de desalojo de los normalistas de Ayotzinapa del 12 de diciembre del 2011, donde perdieron la vida dos estudiantes, hizo pública su aspiración para buscar la alcaldía porteña.

En conferencia de prensa, acompañado por líderes de transportistas, sindicatos, organizaciones de profesionistas y líderes sociales aseguró que no tiene manchadas las manos de sangre.

“Es oportuno decirles que yo estoy limpio, no tengo nada de qué avergonzarme por los sucesos del 12 de diciembre del 2011. La gente se forma su propia opinión, ya transcurrió el tiempo suficiente como para que los guerrerenses, acapulqueños y los mexicanos hayan valorado lo que realmente ocurrió.

“Todos consideran que fui víctima y debo decirles con franqueza que desde el 12 de diciembre he sido víctima de la clase política guerrerense y víctima de la Comisión Nacional de Derechos Humanos”, reprochó el político guerrerense, agrupado en la tribu del PRD de Foro Nuevo Sol.

Almonte Borja reconoció que tiene abierto un proceso de juicio político en su contra, aunque aseguró que el mismo ya prescribió desde el año pasado y que no ha sido resuelto por motivos ajenos.

Insistió en que no tiene manchadas las manos de sangre y que durante su formación en el PRD, siempre ha defendido los derechos humanos y sostuvo que ha sido el principal defensor de los normalistas cuando han sido reprimidos.