Arrojan basura frente a alcaldía de Villahermosa

Trabajadores marcharon y arrojaron toneladas de basura en la puerta principal de la alcaldía en protesta por el despido de sus compañeros de edad avanzada.

Villahermosa

Más de tres mil trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Centro, donde se ubica la capital, pararon labores este lunes en solidaridad con 434 de sus compañeros que fueron dados de baja por la administración perredista que aduce su avanzada edad para enviarlos a jubilación.

De los inconformes, al menos mil 500 trabajadores, la mayoría de ellos del servicio de limpia de la ciudad, marcharon por las principales avenidas de la capital, escoltados por 50 unidades de recolección de basura, servicio que permanece suspendido en Villahermosa.

Posteriormente, se plantaron afuera del Palacio Municipal, en la explanada de la Revolución. La protesta fue encabezada por el dirigente estatal del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado de Tabasco, René Ovando Magaña, así como líder sindical en el municipio, David Morales.

Tras un par de horas sin diálogo con las autoridades municipales, las cuales solicitaron cerrar el Palacio Municipal con elementos antimotines de la policía estatal, los trabajadores de limpieza optaron por tirar unas veinte toneladas de basura en el acceso principal.

David Morales, secretario de la sección 01 del SUTSET, dijo que el alcalde, Humberto de los Santos Bertruy, se ha negado a negociar con los afectados "y mantiene un hostigamiento en contra de la base laboral y un abuso de poder que no estamos dispuestos a permitir".

El conflicto inició en marzo de 2013 cuando la alcaldía inició el proceso de gestión de las pensiones para 434 trabajadores ante el Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), por incapacidad total o permanente. La alcaldía sostiene que los trabajadores cobraron entre 10 y 20 años un sueldo como si fueran trabajadores activos, cuando en realidad debieron estar cobrando una pensión.

En un comunicado, la administración perredista dijo que no se mantiene abierto el diálogo pero dispondrá de su personal de confianza, lista de raya y eventuales para mantener los servicios y trámites a la población, aunque pidió paciencia en el tema de la basura, ya que no habrá recolección.