Aparece líder comunitario de Guerrero amparado

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, Bruno Plácido estuvo presente en un acto público en Chilpancingo. 
El dirigente de la UPOEG apareció con un amparo.
El dirigente de la UPOEG apareció con un amparo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Placido Valerio reapareció en un acto público en Chilpancingo, con un amparo que impide que la Policía Ministerial lo detenga, pese a la presunta existencia de una orden de aprehensión en su contra.

Placido Valerio acudió a un encuentro de organizaciones campesinas, empresariales y estudiantiles con delegados de todas las dependencias del Gobierno Federal.

Su abogado, Manuel Vázquez Quintero confirmó que Placido logró el beneficio del amparo por parte de la justicia federal, de tal suerte que no podrá ser detenido por los delitos de robo y daños, que le imputa la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

En una breve entrevista con los medios, el dirigente de la UPOEG negó que haya puesto distancia con Guerrero para evitar que se le aprehendiera.

"Nosotros no corremos, solo caminamos", reviró ante la versión de que había escapado ante las órdenes de aprehensión libradas en su contra.

Anticipó que en cuanto se le notifique oficialmente que debe presentarse ante un Ministerio Público lo hará, para conocer la cantidad de delitos que se le imputan a él y varios de sus compañeros.

Reconoció que no es el único integrante de la UPOEG que tiene causas penales integradas a partir de las acciones que como organización social han desarrollado, pero aclaró que todas han estado justificadas porque es la única forma que tienen para llamar la atención de las autoridades.

Negó que haya escapado de la acción de la justicia y ratificó que se pondrá en manos de las instituciones cuando se lo requieran, porque tampoco trata de generar un ambiente de inconformidad social.

Respecto a las declaraciones del vocero oficial del gobierno estatal, José Villanueva Manzanares, quien lo calificó como un prófugo de la justicia, dijo que hay comentarios que rayan en el exceso, pues olvida que se trata de un portavoz, no de alguien que puedas emitir juicios a titulo personal.

Confirmó que desde hace cinco años enfrenta un padecimiento de diabetes, que viajó al Distrito Federal (DF) a checarse una complicación que tuvo poco antes de que iniciara el bloqueo de 10 horas en la Autopista del Sol.

También confirmó que a consecuencia del bloqueo, el gobierno estatal optó por retirarle las medidas cautelares otorgadas a petición de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Coddehum), que consistían en una camioneta blindada y una escolta integrada por elementos de la Policía del Estado.

Aunque padece de diabetes desde hace cinco años, dijo que la enfermedad no fue un impedimento para colocarse al frente del movimiento de autodefensa que surgió en la Costa Chica de Guerrero a principios de 2013, pese a toda la presión que eso implica.

"En Guerrero todos estamos enfermos, yo por ejemplo tengo diabetes, pero hay otros que padecen dengue, desnutrición y sobrepeso; también sufrimos de males comunes como la pobreza y la inseguridad pública", destacó el dirigente.