Bloquean terminal aérea de Acapulco

Los manifestantes demandaban el pago de sueldos atrasados y el reconocimiento de más de 22 mil trabajadores del gremio.
Al frente iban 50 personas encapuchadas y armadas con palos.
Al frente iban 50 personas encapuchadas y armadas con palos. (Cuartoscuro)

Acapulco

Más de tres mil maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y normalistas bloquearon los principales accesos y el estacionamiento del aeropuerto internacional de Acapulco, Guerrero, en demanda del pago de sueldos atrasados y el reconocimiento de más de 22 mil trabajadores.

A pesar de la protesta, que inició a las 16:30 horas, las operaciones de la terminal no se interrumpieron.

La jornada de protestas en el puerto comenzaron a la 13:30 horas cuando cerca de 10 mil manifestantes, entre maestros, pensionados, jubilados, transportistas, organizaciones sindicales y trabajadores administrativos de las 34 secciones sindicales del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero y miembros de la Ceteg marcharon al Centro de Convenciones del puerto.

En este primer mitin, los docentes insistieron en que "no habrá elecciones" en la entidad, ya que "no permitirán que los mismos políticos y sus camarillas sigan gobernando".

Más tarde, los manifestantes bloquearon la costera Miguel Alemán y exigieron dialogar con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava. Al no obtener respuesta de los funcionarios, el contingente partió al aeropuerto. Al frente iban 50 personas encapuchadas con palos y varillas.

Los docentes demandaban un diálogo con las autoridades federales para acordar el pago de salarios, pero, luego de más de dos horas de espera, se acordó partir a la terminal.

"Nos ignoraron, nos vieron la cara, nos engañaron y eso no se vale, ahora se atienen a las consecuencias", dijo Walter Emanuel Añorve Rodríguez, vocero de la Ceteg en Acapulco.

En las inmediaciones del aeropuerto agentes federales con patrullas intentaron frenar la marcha, sin éxito.

A los manifestantes se unieron padres de familia de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Durante el trayecto de la marcha, una patrulla de la Gendarmería fue saqueada y se reportó el robo de dinero, documentos, un arma y una tableta. En el enfrentamiento, una agente de esa corporación fue agredida por embozados, luego de que, según los docentes, agredió a una maestra.

A pesar de que las instalaciones del aeropuerto ya estaban resguardadas por la Policía Federal y la Gendarmería, cerca de tres mil manifestantes lograron ingresar al estacionamiento. Encabezados por maestros de la Ceteg, los manifestantes llegaron a la zona a las 16:30 horas y mantuvieron bloqueados el estacionamiento y los accesos principales del aeropuerto.

Luego de más de cuatro horas, autoridades estatales y mandos de la PF instalaron una mesa de diálogo con los integrantes del magisterio disidente, encabezados por David Cienfuegos Salgado, secretario general de Gobierno.

Por otra parte, docentes despojaron al diputado federal del PRD Sebastián Alfonso de la Rosa Peláez de una camioneta X Trail 2013, en la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol.

El legislador se dirigía a Acapulco cuando en la caseta de peaje fue interceptado por el grupo de maestros disidentes que le reclamó por votar a favor de la reforma educativa aprobada en 2013, y le ordenó que bajara de la unidad.

Según el perredista, los docentes le dijeron que a partir de ese momento el vehículo se utilizaría para apoyar el movimiento que exige la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.