Bloquean jubilados dos carriles de la autopista del sol

Exigen el pago de 50 días más de aguinaldo que les ofreció el gobernador del estado durante su campaña electoral.

Chilpancingo

Jubilados de las siete regiones del estado bloquearon durante un par de horas la autopista del sol, también se concentraron en Palacio de Gobierno para exigir el pago de 90 días de aguinaldo, ya que actualmente solo les cubren 40.

Las acciones de los jubilados del Instituto del Seguro Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) comenzaron desde las 11:00 horas; un grupo salió en marcha del centro y otro más de Ciudad Universitaria (CU) para converger en las inmediaciones del Congreso local.

Ahí dialogaron con integrantes de la Comisión de Gobierno, a quienes les planearon que en la propuesta de presupuesto de egresos consideren una partida que les garantice el pago de los noventa días de aguinaldo.

Los diputados señalaron que todavía no han aprobado el presupuesto y que en consecuencia, todavía no se tiene la información complementaria que les permitirá establecer si hay o no recursos para otorgarles los 90 días de aguinaldo, que en todo caso se asignarían para el año entrante.

Pasada la tarde el contingente de jubilados caminó hacia Palacio de Gobierno y solicitó una audiencia con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Como la audiencia no se les otorgó, los mentores caminaron hacia los carriles centrales del boulevard Vicente Guerrero, que son los que conectan con la Autopista del Sol y caminaron por espacio de una hora en dirección hacia el puerto de Acapulco.

Llegaron a las inmediaciones del parador del Marqués y se instalaron un plantón, extendiendo el contingente hacia los carriles que van hacia la ciudad de México.

Durante media hora los inconformes permanecieron en los cuatro carriles, ahí señalaron que en su campaña de proselitismo el gobernador les ofreció aportar 50 días de aguinaldo adicionales a los 40 que actualmente perciben.

Como al paso del tiempo la promesa no se cumple, los jubilados decidieron movilizarse y ante la falta de respuesta pusieron en marcha un plan de acción que se sintió con fuerza este martes.

La carretera quedó libre en un término de dos horas, pero el tráfico en los accesos y la mancha urbana de Chilpancingo quedó colapsado hasta entrada la noche.