Becas para los triquis campeones de "basquet"

Diputados realizan cabildeos para comprometer parte del presupuesto para construir un complejo deportivo en el cual pueda entrenar el equipo.

México y Oaxaca

El equipo triqui de la Academia de Baloncesto Indígena de Oaxaca, campeón en el IV Festival Internacional de Minibasquetbol en Argentina, regresó a su estado invicto y procedente de Chile, después de su triunfo histórico en el torneo donde participaron 20 equipos de América Latina.

En tanto, el diputado federal por Oaxaca, Samuel Gurrión Matías, anunció que en el presupuesto de 2014 se contemplará una partida especial para apoyar al equipo. Cinco de los ocho niños se irán a probar a Houston, Texas, donde serán becados y realizarán este deporte en forma.

“Estamos haciendo el cabildeo correspondiente en diversas comisiones con el fin de comprometer parte del presupuesto para construir un complejo deportivo en el cual pueda entrenar este gran equipo”, sostuvo el legislador federal priista.

Agregó que aún se está a muy buen tiempo para lograr una partida especial dentro del Presupuesto de Egresos del próximo año, porque “estos niños son ejemplo de pundonor, de gallardía, que han dado el ejemplo de cómo desde la adversidad se erigen en grandes campeones y en una nación distinta a la suya”.

El diputado federal dijo que también habrá de hacer contacto con cada uno de estos niños y con sus padres con el fin de “apoyarlos en todo lo que necesiten, pues no podemos dejarlos solos y que con el paso de los días vayan quedando en el olvido, cuando se merecen todo”.

Ahora, agregó, “estamos obligados a responderles de la misma manera en que ellos se han mostrado ante los ojos de todo el mundo, pues lograron un primer lugar por demás valioso ante 20 escuadras más”.

Primera escala

La primera escala de los campeones fue en la Ciudad de México, y pese a que su conexión era interior y sin salir al [i]lobby,[/i] ocho niños de entre 8 a 11 años decidieron contar sus experiencias a los medios; echaron porras, se tomaron fotos con los viajeros y celebraron cada instante.

“Jugaron bien, pero ganamos el mundial y nos dieron reconocimientos para llevarlos a Oaxaca. Estoy muy emocionado por ir a conocer otro lado y ahora estar acá con los mexicanos”, dijo Melquiades, uno de los campeones, quien reconoció a sus contrincantes.

Melquiades, Bernabé, Dylan, Germán, Abimael, Tobías, Fernando y Anselmo representaron a México en el Mundial de Argentina, realizado este fin de semana, donde ganaron sus seis partidos y se coronaron campeones.

Cuatro de los ocho basquetbolistas, Melquiades, Germán, Tobías y Bernabé, jugaron el torneo descalzos porque dicen estar más cómodos, ser más rápidos y saltar más.

“Algunos juegan con tenis y otros se acomodan más sin ellos”, explicó Melquiades.

Los ocho campeones triquis regresarán a sus comunidades de Juxtlahuaca, Suchixtlahuaca, Sierra Norte, Rastrojo y Lázaro Cárdenas, del municipio de Santiago Juxtlahuaca, para continuar con sus actividades, pero sobre todo con sus estudios, porque para estar en la Academia de Baloncesto Indígena de Oaxaca se necesita un promedio mínimo de 8.5.

Para los niños triquis vienen la Copa del Caribe y el campamento de alto rendimiento en Huatulco, Oaxaca.

Cálida recepción

Al arribar a Oaxaca procedentes de un vuelo de cortesía proveniente de Chile, que hizo escala en la Ciudad de México, los niños indígenas triquis fueron recibidos como héroes.

Una multitud llenó el aeropuerto de la ciudad de Oaxaca para dar una cálida recepción a la nueva sensación del deporte mundial, quienes podrían competir para arribar a los próximos Juegos Panamericanos y la olimpiada como seleccionados nacionales.

Los ocho menores, quienes cursan el cuarto y quinto año de primaria, fueron recibidos por sus familiares entre llantos, abrazos y besos.

Quiero ser profesional

Los menores, entre ellos los postes, Dylan y Bernabé, de 11 y 12 años, reconocieron sentir en lo personal una gran sensación de alegría por su victoria, aunque jamás pensaron que serían recibidos de manera tan cálida.

“Me siento en el cielo”, afirmó Dylan, quien recoció que seguirá con sus estudios, aunque sueña con convertirse en un basquetbolista profesional de la talla y calidad de Earvin Magic Johnson o Michael Jordan.

En tanto, sus padres advirtieron que esperan que se cumpla la promesa de los gobiernos estatal y federal para ofrecerles a todos becas estudiantiles para que puedan cumplir con su educación básica, universitaria y que logren convertirse en gran-

des profesionistas.

Los menores son originarios de las agencias y rancherías que pertenecen a la zona triqui, y eran emblemáticas por los constantes enfrentamiento fratricidas que persistía entre indígenas de la misma etnia.

El equipo está integrado por 50 personas, ocho de ellas integran la plantilla del equipo que logró el campeonato.

Campeonas

Pero en el Festival Mundial de Mini Basquetbol no solo los triquis pusieron en alto el nombre de México: niñas poblanas del equipo Bayonetas también hicieron historia al obtener victorias en los cinco encuentros que disputaron en la Categoría Infantil Femenil.

De la mano del entrenador Héctor Eugenio García Bayón, el conjunto de niñas originarias de Puebla, San Pedro Cholula, Tehuacán, San Martín Texmelucan y una de Tlaxcala logró marcadores abultados ante sus rivales para coronarse campeonas del torneo.

Conformado por 14 menores, el equipo ha conquistado torneos como la Copa Cancún Internacional de Baloncesto 2013, que le valió representar a México en Argentina.

Además, ganó la Copa Tabasco 2013 y obtuvo el segundo lugar en la Copa Chihuahua este mismo año. A escala internacional, el equipo se coronó campeón en el III Festival de Minibaloncesto de La Vega, República Dominicana 2012.