Beatriz Mojica buscará gubernatura de Guerrero

La secretaria de Desarrollo Social dijo que seguirá militando en el PRD, pese a la crisis del partido. 
La consejera nacional del PRD Beatriz Mojica Morga votó para la elección interna del PRD en Guerrero.
Beatriz Mojica Morga. (Cortesía)

Ciudad de México

La secretaria de Desarrollo Social de Guerrero, Beatriz Mojica, anunció que se separará del cargo para buscar la candidatura del estado, a la cual no llegó de manera interina por un veto sujeto a cuestión de género.

En conferencia de prensa, Mojica Morga indicó que brindará su apoyo al recién nombrado gobernador sustituto de Guerrero, Salvador Ortega Martínez, y que la prioridad en este momento es encontrar a los 43 jóvenes desaparecidos de la escuela normal de Ayotzinapa.

La funcionaria señaló que es necesario crear un frente contra la impunidad para que no vuelvan a suceder actos como el de Iguala, Guerrero, que ya tiene casi un mes.

Solicitó, a través de un pronunciamiento que leyó, a la Procuraduría General de la República (PGR) un informe de avances en las investigaciones del caso para bienestar de los familiares de los jóvenes desaparecidos.

Beatriz Mojica agradeció a quienes la colocaron como candidata a ocupar la gubernatura interina de Guerrero, a la cual según su punto de vista no llegó porque compañeros de la izquierda la vetaron.

"Necesitamos tomar medidas para propiciar la inclusión a mujeres y jóvenes, debido a que la discriminación a estos sectores lleva a más situaciones de violencia en el país", indicó acompañada de mujeres de su estado que abanderan su lucha de igualdad de género.

Consideró que gobernar un estado en periodo de crisis como es el de Guerrero, requiere serenidad, sensibilidad y firmeza en la toma de decisiones.

Adelantó que a más tardar en tres semanas se retirará del cargo que actualmente ostenta para buscar la candidatura del estado de Guerrero, que a partir de diciembre próximo abre su periodo electoral.

Explicó que desde la Secretaría de Desarrollo Social de Guerrero se atiende a 90 familias víctimas de los sucesos acontecidos el pasado 26 y 27 de septiembre en Iguala a través de psicólogos y de terapia.

Finalmente, aclaró que seguirá militando en el PRD, a pesar de que el partido pasa por una crisis y que cree que compañeros la vetaron de sus aspiraciones para llegar a ocupar la gubernatura de Guerrero.