Se desliga Basilio Ramírez de acusaciones de ombudsman de Oaxaca

El presunto sujeto que compró a la niña triqui dijo que Arturo Peimbert Calvo busca dividir el movimiento de desplazados de San Juan Copala que solo exige retorno seguro a sus comunidades de origen.

Oaxaca

El presunto comprador de la niña triqui, lo niega todo, precisa que ni es abogado, ni conoce a la familia, ni nunca compró a la menor y que su única pecado ha sido la lucha por lograr el retorno seguro de los desplazados a la comunidad de San Juan Copala, tras tres años de exilio y éxodo obligado por la presencia de grupos paramilitares en su demarcación.

Contactado por "Milenio Diario", luego de la denuncia que hizo en su contra Basilio Ramírez (a) "El Estrella", solo se dijo víctima de una calumnia fabricada por el Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) Arturo Peimbert Calvo, que refiere ha utilizado la situación para dividir al movimiento de desplazados, para evitare que se sigan manifestando en las calles de la Ciudad de Oaxaca.

Mencionó que ante la tergiversación del tema de la presunta venta de la menor, se vio obligado a levantar la voz, a salir del anonimato, porque teme por su integridad, luego de que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) lo ha señalado como indiciado por los delitos de trata de persona, corrupción de menores y robo de infante.

Recordó que fue el 6 de agosto que empezó esta historia de mentira, cuando fueron convocados por la misma Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) a dialogar para resolver el tema del regreso a sus comunidades.

Sin embargo, el organismo solo intervino para fomentar la división entre las organizaciones que representan a los desplazados.

Indicó que en primero momento para apaciguarlos y calmarlos, el titular de la DDHPO Arturo Peimbert, le ofreció a uno de los grupos que se mantenían en plantón frente al Palacio de Gobierno cinco millones de pesos y al otro bando "el nuestro el que encabezamos su servidor Basilio Ramírez y mi hermana Margarita Ramírez García,- y que estamos representado por la líder Lorena Merino­-, se nos excluyó de la mesa, hasta fuimos sacados de la reunión de acuerdos".

Detalló que fue en ese momento cuando el ombudsman estatal retuvo a la niña,- que hoy se dice que compró a cambio de una deuda por prestación de servicios jurídicos, lo que es una mentira", abundó.

"En primer lugar no soy abogado y no hay motivo para que la familia de la menor me tenga que deber a mi alguna deuda, yo solo soy secretario del movimiento de la organización de desplazados de Copala.

Conozco a la familia de la niña, porque son vecinos en mi comunidad, pero en ningún adquirimos alguna deuda ni ellos conmigo, ni yo con ellos, yo solo me dedico al comercio".

Refirió que a partir del momento en que la DDHPO mantiene a la menor escondida en diferentes partes, -con el objetivo de presionar a los desplazados a no regresar a manifestarse en las calles fue que empieza las difamaciones y los inventos.

Aseguró que lo se comete en su contra es grave, y forma parte solo de una campaña de odio, de rencor, de difamación, porque en la región triqui, -aclaró -no se venden mujeres Basilio Ramírez, dijo que buscará a un grupo de abogados para defenderse con todo ante las instituciones de justicia, para no ser encarcelado ni criminalizado por acciones que no hizo, como la falsa compra de una menor.

Y anunció que en la denuncia que presentará señalará como responsable de lo que le pueda pasar al titular de la DDHPO.

"Porque la defensoría esta para defender al pueblo digno y no para criminalizar ni desprestigiar a sus ciudadanos, porque se supone que esa defensoría esta para proteger al pueblo indígena y no estar atentado en su contra de los pueblos indígenas".

Precisó que el padre y madre de menor no hablan español y por esa razón son utilizado y manipulados con falsas historia de venta de su hija.

Basilio Ramírez, negó a su vez que haya atentado en contra de la vida del defensor de derechos humanos de Oaxaca y dijo que al contrario quien lo ha mandado a matar ha sido el mismo ombudsman estatal, hasta en tres ocasiones, pero ha fallado, afirmó.

"A mi primero me ofreció 125 mil pesos, un carro y una casa y como no pudo sacarme del camino, ahora me quiere desprestigiarme, tan solo porque quiere que me divida y deje de apoyar a nuestra líder Lorena Merino".