El BID ofrece créditos para iniciar la reconstrucción

Ya otorgó 400 mil dólares; esperan la petición formal de la secretaría de Hacienda, una vez que tenga la evaluación total de las necesidades.

Guadalajara

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se declaró listo para apoyar al gobierno mexicano en el proceso de reconstrucción de las entidades afectadas por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel.

De acuerdo con el presidente del organismo, Luis Alberto Moreno, aunque el BID ya otorgó a la Cruz Roja Mexicana 400 mil dólares a fondo perdido para el “alivio inmediato” de la emergencia, los recursos que la institución destinaría para la reconstrucción aún no están definidos.

Explicó que el BID espera de la Secretaría de Hacienda la petición formal de los recursos una vez que tenga la evaluación total de las necesidades.

“Es en ese proceso que estamos dispuestos a acompañar a la Secretaría de Hacienda para que nos indique, si va a requerir, financiamientos para hacer ese proceso de reconstrucción”, anotó en conferencia de prensa en el marco del XVI Foro Interamericano de la Microempresa Foromic 2013 que se realiza en Guadalajara, Jalisco.

Señaló que debido a la contingencia aún no termina, el gobierno mexicano todavía no está listo para definir el monto de apoyos.

Subrayó que en el momento en que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda lo indique, en el BID “estamos listos para trabajar, como es el caso de otorgar créditos específicos alrededor de las áreas de reconstrucción que quieran que nosotros atendamos”.

Mencionó que una de las políticas del organismo es que cuando hay un desastre natural, que significa la declaración de una emergencia por parte de los gobiernos, tenemos recursos “que no son muy abundantes”, en este caso de 400 mil dólares para los focos principales de la tormenta.

Posteriormente, abundó, el BID acompaña a los gobiernos en el proceso de reconstrucción, incluso algunos países piden apoyo al organismo internacional para hacer una evaluación de los daños para luego acompañarlos financieramente en el proceso de reconstrucción.