Ayuntamientos del PRD dicen sí al Mando Único en Guerrero

El coordinador de los 26 alcaldes perredistas, Pablo Higuera Fuentes, pidió que no se les relegue y los dejen sin mando. Esperamos la propuesta del gobernador para analizar cuestiones operativas.

Chipancingo

Los 26 presidentes municipales de filiación perredista dieron su respaldo al Mando Único Policial, pero solicitaron que no se pulvericen las policías preventivas ni se relegue completamente de los órganos de dirección a los jefes de cabildo, pues eso puede tener efectos negativos.

Pablo Higuera Fuentes, coordinador de los 26 alcaldes que militan en el PRD, sostuvo que ya hubo una reunión en la que se analizó a detalle el planteamiento de ceñirse a la propuesta del Mando Único Policial.

"En lo general no nos oponemos, lo que estamos haciendo, es esperar la propuesta del Ejecutivo local para analizar cuestiones operativas", anotó.

Higuera Fuentes explicó que ya el gobierno estatal ha marcado la ruta que se seguirá, por lo que hay un espacio de diez días en el que se les convocará para hablar sobre el asunto.

Explicó que a los presidentes municipales perredistas les interesa saber como se manejarán las policías municipales, ya que les interesa mucho que no queden pulverizadas ni completamente relegadas.

Lo anterior, en la certeza de que el Mando Único que se implementará en el estado, es solo la punta de lanza de lo que será el esquema de la Policía Estatal Única, que se discute actualmente en el Senado de la República.

En abril se espera que se dé la firma del convenio que marcará los términos en que el Mando Único comenzará a trabajarse, Higuera sostiene que las observaciones que se plantean son de forma, no de fondo, ya que en los hechos ningún alcalde está en contra.

Comentó: "Lo que nosotros proponemos que las policías municipales permanezcan, aunque con todos los controles y lineamientos que marcará la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), porque es importante que al policía la gente lo conozca, además de que apruebe los exámenes de control y confianza que la ley reclama".

Como ejemplo de las irregularidades que se presentan puso lo que se vive actualmente en Eduardo Neri, que en donde él preside el cabildo electo constitucionalmente.

"Nosotros tenemos a la policía municipal desarmada y está la Policía Federal (PF), pero no sabemos ni cuando se va ni cuando llega; depende del estado de ánimo que tenga el nuevo responsable que se presente y se ponga a las órdenes de las autoridades del municipio, a veces llegan y solamente nos dicen que los que estaban ya se fueron. En algunos casos, si les pedimos un auxilio nos responden que no es su función", anotó.

Con ese ejemplo, manifestó que si el municipio no tiene alguna responsabilidad o autoridad en los cuerpos policíacos, la coordinación será sumamente compleja.

"Si teniendo autoridad sobre los que están hacen los desmanes que se han conocido, no teniendo será peor; ya me imagino al policía que no depende de ti, al que el presidente se dirija para decirle que te apoye en una actividad y te responda que esa no es su función, que su mando está en el centro del estado o del país", indicó.

Por esa razón, explicó que los alcaldes están en la dinámica de avalar la propuesta de unificar los criterios y las políticas públicas en materia de seguridad, pero insistió en la necesidad de no dejar completamente sin mando a los jefes de cabildo.

Pablo Higuera Fuentes manifestó que la posición de sus compañeros es importante, pues en conjunto, los alcaldes perredistas gobiernan casi el 48 por ciento de la población total de Guerrero, ya que están al frente de municipios importantes como Acapulco, Zihuatanejo, Teloloapan y Pungarabato, entre otros.