Padres de desaparecidos tienen tomada Normal de Ayotzinapa

Desde hace una semana fue cerrada la dirección y las aulas. El paso a la escuela solo es a pie. 
A la espera de la conferencia de los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos en la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa
La normal se encuentra en paro desde el 28 de septiembre, cuando los padres de familia llegaron al lugar. (Israel Navarro)

Ciudad de México

Padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa cerraron la escuela a los maestros y estudiantes, desde  la semana pasada.

Uno de los maestros, que por temor a represalías pidió guardar el anonimato, reveló que los profesores y alumnos de la escuela no pueden entrar a las aulas ni a las oficinas porque tienen candado.

“La escuela nos la cerraron los padres de familia y estamos fuera, pero igual hay una posibilidad en estos días que la escuela la abran. Yo espero poder entrar, así como de incógnito, así caminando porque no dejan pasar carros, y ver cómo están las cosas porque las aulas tienen candado”, dijo en entrevista telefónica.

El último día que los maestros pudieron entrar sin problemas a la normal fue el miércoles 14, pero ese día los padres tomaron las aulas y el jueves siguiente, día que llegó la policía ciudadana ya no les permitieron el ingreso..

"Prácticamente desde hace 10 días nos están sacando de la escuela. El día 14, los padres de familia nos cerraron las oficinas y el jueves ya no nos permitieron el ingreso libre, ya no pueden entrar los carros, solo a pie".

Hasta antes de esa fecha, los directivos trabajaban en sus oficinas, aunque ya había partes de la escuela a donde no tenían acceso.

“Todo lo demás está cerrado, podíamos entrar hasta ahí (las oficinas). Hacíamos reuniones, tomábamos decisiones pero le pusieron candado a todas las oficinas, pero se complica el asunto”.

El maestro lamentó el cierre que están haciendo los padres porque, dice, los directivos de la escuela ya no tienen nada que ver con el conflicto entre los padres y las autoridades.

 “Al cerrar la escuela nadie se puede presentar, ni el director ¿a dónde va a llegar?”

Las clases en la normal están suspendidas desde el 26 de septiembre, cuando desaparecieron los 43 estudiantes, pero Martínez dice que ya los alumnos quieren volver a clases.

"Nosotros ya tuvimos un acercamiento, un diálogo con el comité y los jóvenes están pidiendo regresar a clases y nosotros les decimos ´'ok, vamos a regresar a clases, pero la condición indispensable para que podamos arrancar es que las aulas estén liberadas y las oficinas abiertas si no ¿cómo iniciamos? Con esto de los desparecidos los docentes tenemos que arrancar con un pase de lista para ver quienes están y quienes no están".

Desde el 28 de septiembre, dos días después de que desaparecieron los 43 normalistas, los padres de familia se trasladaron a la normal, donde armaron su centro de mando y comunicación.