Padres de normalistas anuncian nuevas protestas

Acompañados por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero, realizaron un boteo en la caseta de Palo Blanco.

Chilpancingo

Padres de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa realizaron un boteo en la Autopista del Sol y anunciaron que radicalizarán sus protestas, ya que hasta el momento no hay avances significativos en los operativos de búsqueda.

El grupo de padres y estudiantes llegaron  a la caseta de peaje de Palo Blanco, en la Autopista del Sol alrededor de las 13:00 horas, después de que elementos de la Policía Federal retiraron a maestros disidentes de la región Montaña.

En la primera  actividad de la jornada, un grupo de integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero se instaló en la caseta de peaje de Palo Blanco, lugar en el que permanecieron por espacio de dos horas.

Personal de la PF llegó para dialogar con ellos y solicitarles que se retiraran, lo que generó la discusión y un ligero jaloneo, sin que pasara a mayores y los maestros se retiraron, mientras que los elementos de la PF se dispersaron.

Para las 13:00 llegaron padres de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, quienes se hicieron del control de los módulos de cobro y se dispusieron a solicitar la cooperación voluntaria de los automovilistas.

Mostraron pancartas con los rostros y nombres de los jóvenes desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre en Iguala y con altavoz en mano dirigieron mensajes en los que dieron a conocer que a tres meses de los hechos, no hay ningún tipo de avance que permita vislumbrar la solución del caso.

En la protesta, el vocero de los padres de familia, Felipe de la Cruz, anunció que este sábado 3 de enero sesionará la Asamblea Nacional Popular (APN) con la intención de rediseñar el plan de acción que se sigue para mantener vivo el movimiento.

Sostuvo que al gobierno federal le debió quedar claro que los padres y estudiantes de la normal de Ayotzinapa no están en el ánimo de tomarse un descanso, lo que quedó claro durante los días 24, 26 y 31 de diciembre, cuando se movilizaron en Chilpancingo, Iguala y la Ciudad de México.

Lo mismo sucederá el próximo 6 de enero en el contexto del Día de Reyes, ya que aseveró: "no puede haber reyes para el gobierno federal mientras los muchachos no aparezcan, por esa razón es que vamos a fortalecer el movimiento y emprender acciones más radicales de las que se han visto, porque ya es tiempo de que nos den a conocer resultados concretos".

De la Cruz indicó que el movimiento no ha decaído, como en su momento lo pretendió el gobierno federal cuando puso en marcha estrategia encaminada a prolongar el conflicto.

Lejos de eso, dijo que organizaciones sociales de todo el país se han sumado a la ANP, que este sábado hará un balance de todos los trabajos desplegados y también programará las actividades, que entre otras cosas van a mantener firme el planteamiento de que se investigue al Ejército, pues existen versiones de que personal del 27 Batallón de Infantería intervinieron en los hechos ocurridos el 26 de septiembre.