Avisaron desde el 2007 a familias de Villas el Parador que estaban en riesgo

El proyecto de esas viviendas fue impulsado por la sección XIV del SNTE en Guerrero y en el contrato aparece como vendedor el ex dirigente seccional Emiliano Díaz Román, actualmente diputado local ...

Guerrero

Familias evacuadas del fraccionamiento Villas el Parador denunciaron que desde 2007 habían alertado a las autoridades de que se necesitaba revisar el estado de sus viviendas, pues especialistas les daban cuando mucho un periodo de dos años de vida útil.

Los vecinos elaboraron un documento que hicieron llegar a varios medios de comunicación, en él refieren que varios especialistas en construcciones y urbanismo les habían avisado sobre las malas condiciones de sus viviendas y el suelo sobre el que se levantaron.

En la hilera de las casas color verde bandera, que son la segunda de la parte alta del complejo habitacional, los especialistas indicaron que dichas viviendas no debieron construirse, ya que la mayoría estaban en desnivel y tenían muchas filtraciones de agua.

“Lo que nos indicaron era que la cantidad de filtraciones era tal, que ni el concreto más resistente la podría contener “, señalan los vecinos.

De 2007 a la fecha, cada uno de los 35 vecinos de la segunda hilera de casas invirtió un promedio de 48 mil pesos sólo de reparaciones, por la cantidad de desperfectos que registraron desde el momento de la entrega.

El proyecto fue impulsado por la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuya dirigencia les dijo siempre que todo estaba bien y que no tendrían ningún tipo de complicaciones.

En el contrato aparece como vendedor al ex dirigente seccional Emiliano Díaz Román, actualmente diputado local del Partido Nueva Alianza (Panal), además de Otilio Valenzo Romero y Alberto Román Albarrán, entonces colaboradores de otro ex dirigente del SNTE, José Natividad Calixto Díaz.

Los vecinos pidieron mantener a reserva sus nombres por temor a represalias, sin embargo mostraron copias de sus contratos, que estuvieron amparados por el fideicomiso 5159-1 de Banca Afirme, con cargo al Plan de Previsión Social (PPS), que no estaba estipulado originalmente para la adquisición de vivienda.