Avanzan pláticas con tarahumaras en materia energética

El coordinador estatal de esas comunidades dijo que los nativos autorizaron las obras para reiniciar la construcción del gasoducto, a excepción de dos municipios.

Chihuahua

Salvo el rechazo de dos municipios, avanzan los acuerdos con los indígenas para detonar la industria energética y el turismo en la sierra tarahumara. "Lo importante es no violentar sus derechos", dijo Miguel Ángel González García, coordinador Estatal de la Tarahumara.

Al señalar que se busca concluir la construcción del aeropuerto y poner en marcha las obras del gasoducto en esa región, dijo que además los indígenas podrán sembrar productos que no tengan raíces profundas, y se les ayudará con un plan de inversión social.

En cuanto a la construcción del gasoducto que llegará hasta Topolobampo, en el estado de Sinaloa, el funcionario dijo que se buscarán acuerdos con las comunidades para que el gasoducto "pase" por sus predios, pero siempre, respetando sus derechos.

Aclaró que su intervención en este caso, se derivó al enterarse que la empresa TransCanada hacía negociaciones con los propietarios de los predios para que accedieran a que el gasoducto pasara por sus terrenos sin un proceso de consulta como lo establece la ley.

"El gobernador César Duarte Jáquez ordenó la realización inmediata del proceso, mismo que tuvo verificativo durante una reunión con organizaciones y gobernadores de los municipios de Bocoyna, Carichí, Urique y Guazapares, mediante el establecimiento de una dinámica libre, informada y pertinente a su cultura", indicó.

Detalló que la consulta comenzó desde el pasado 7 de noviembre del 2014, y como resultado, las comunidades indígenas autorizaron las obras para reiniciar la construcción del gasoducto, a excepción de dos municipios, a los cuales se respetará su derecho.

"La ley establece que entre particulares no hay problema para realizar estos acuerdos, sin embargo, al tratarse de comunidades indígenas, existen normas a nivel local, nacional e internacional, por lo que cualquier acción positiva o negativa que se realice en la sierra tarahumara, se tiene que tener como referente un proceso de consulta", dijo.

González García señaló que los acuerdos concluyeron el pasado sábado, donde la empresa canadiense se comprometió a llevar beneficios sociales a las comunidades que firmaron el acta, a excepción de Repechique (Bocoyna) y Santa Matilde (Guazapares).

Por otra parte, el funcionario señaló que el próximo 4 de mayo concluirá el proceso de consulta con las comunidades indígenas de Creel, San Ignacio de Arareco, San Elías y Repechique, para continuar las obras de construcción del aeropuerto en esa región.

"En toda la sierra trabajamos para que nuestros hermanos rarámuris se beneficien, porque con el aeropuerto de Creel vendrán turistas de México y del mundo, lo que traerá trabajo para la artesanía, en hoteles y restaurantes", dijo el gobernador César Duarte Jáquez.