Ausente el gobernador de Veracruz en desfile del Día del Trabajo

Algunas de las demandas más sentidas fueron el cumplimiento de bases para los sectores  magisterial y de salud, así como salarios y prestaciones, además de mayor seguridad.

Veracruz

Bases laborales para el sector salud y magisterial prometidas; salarios y prestaciones no cubiertos por el gobierno estatal, mayor seguridad, constituyeron las principales demandas durante los desfiles del Día del Trabajo realizado en Veracruz.

Al menos medio centenar de municipio determinaron suspender los desfiles y en muchos otros los alcaldes y hasta el gobernador se ausentaron de los mismos.

Quienes sí aprovecharon la concentración de más de 150 mil trabajadores en diversos municipios fueron los candidatos a diputados federales y dirigentes de partidos políticos quienes se apostaron a lo largo del recorrido y algunos se incorporaron a los contingentes gritando consignas en contra del partido oficial en la entidad (PRI).

Municipios panistas como Medellín de Bravo y Boca del Río determinaron no realizar acto cívico o desfile, con el pretexto de la "veda electoral".

En la capital del estado el gobernador Javier Duarte de Ochoa se ausentó del contingente que tradicionalmente encabeza la marcha laboral y en la mayoría de las alcaldías los ediles se concretaron a realizar el izado de bandera y retirarse.

Los candidatos a diputados del Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, Movimiento de Regeneración Nacional, regalaron naranjas y propaganda a los obreros; insultos y consignas contra el gobierno municipal o estatal.

Las demandas laborales se vieron opacadas por los reclamos partidistas, aunque los trabajadores de la Secretaría de Salud aprovecharon para recordar la entrega de las plazas prometidas desde hace más de cinco años y que siguen esperando.

El asueto que en Veracruz se prolongará por cinco días, retornando a clases y labores burocrática el miércoles, fue aprovechado por los veracruzanos pasa acudir a playas y balnearios.