Aumentan 10% extorsiones en Oaxaca por crimen organizado

La PGJ del estado señaló que no se salvan sacerdotes. Esta semana se reportó el primer caso de un negocio incendiado por delincuentes que cobraban el derecho de piso.

Oaxaca

En el estado el delito de extorsión reporta un aumento del 10 por ciento al grado que los chantajeados por bandas del crimen organizado son desde empresarios , turistas, presidentes municipales y hasta sacerdotes, reconoció la subprocuraduría de Combate a Delitos de Alto Impacto en la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJ), Joaquín Carrillo.

Apenas esta semana se reportó el primer caso de un negocio incendiado por parte de delincuentes que cobraban el derecho de piso.

El fiscal dijo que en este caso no había denuncia de por medio, sin embargo, el responsable del negocio, -una boutique ubicada en el centro histórico de la capital oaxaqueña-, reportó que recibió llamadas anónimas por sujetos que le exigían el pago de un cuota de 10 mil pesos mensuales por presunta protección.

Refiere que como se negó a cumplir, su negociación fue quemada por sujetos que penetraron hasta la misma y la rociaron de gasolina.

Carrillo, informó que hace 15 días se reportó un caso de extorsión por parte de un abogado que simulo ser parte del crimen organizado para chantajear a su cliente, exigiendo el pago de un millón de pesos.

Indicó que el implicado llegó al grado de arrojar tres cabezas de ganado muerte a casa de su víctima con el fin de intimidarla.

De acuerdo con el subprocurador de Combate al Crimen Organizado Joaquín Carrillo en Oaxaca se ha identificado dos tipo de extorsiones, las que se hacen de números falsos, donde han sido chantajeando desde de sacerdote, diputados médicos, amas de casa y familiares de migrante a quienes les llegan a exigir el cobro de entre 15 mil hasta 100 mil pesos.

La otra forma está vinculada con secuestro express o psicológicos y se ha detectado una nueva forma en contra turistas que se llegan a hospedar en hoteles de 5 estrellas, que llegan a recibir una llamada amenazante hasta su habitación para reclamarse el pago de 10 hasta 25 mil pesos.

Otras formas identificadas son en las redes sociales, principalmente la de Facebook u otros que hacen llamadas desde el interior de penales o desde fuera del estado y exigen el pago a través de depósitos de cuentas bancarias, giros o servicio de pago rápido como Electra y dinero express.

Hizo mención que en los últimos tres años ha logrado desarticular unas siete bandas criminales, dos de ellas originarias del estado de Veracruz y el Distrito federal.