Aumenta Inmujeres recursos a programas estatales y municipales

Este año, el Programa de Transversalidad de la Perspectiva de Género incrementará el monto a entre siete y ocho millones de pesos.

Ciudad de México

La atención a la violencia contra mujeres, la salud reproductiva y la conciliación entre la vida laboral y familiar son temas fundamentales para reducir las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres, aseguró Adriana Borjas Benavente, directora general de Institucionalización de la Perspectiva de Género del Instituto Nacional de las Mujeres.

La puesta en marcha de acciones públicas en favor de las mujeres precisa de recursos, por lo que este año el Inmujeres trabajará bajo una nueva óptica en la que se darán recursos a los mecanismos estatales y municipales.

Para ello, recordó, el año pasado se alinearon las Reglas de Operación para el 2014 del Programa de Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género con el Proigualdad y con el Plan Nacional de Desarrollo.

En esta nueva etapa del Programa de Transversalidad, destacó, se incrementa considerablemente el monto a otorgar, para que cada entidad obtenga entre siete y ocho millones de pesos.

Hoy, señaló, los recursos del Programa de Transversalidad del INMUJERES están mejor orientados: "queremos incidir realmente en los temas donde son más necesarios".

Las tres modalidades del Programa, precisó, son para que los Mecanismos para el Adelanto de las Mujeres se fortalezcan, para que impulsen acciones focalizadas concretas y para robustecer el vínculo institucional.

Durante la Reunión Nacional de Trabajo para la Integración de Proyectos para el Programa de Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género, la funcionaria federal subrayó que los mecanismos para el adelanto de las mujeres son fundamentales para posicionar la agenda de género en todo el país.

"Responder a las mujeres para hacer efectivos sus derechos nos demanda desarrollar programas innovadores y eficientes que nos permitan implementar acciones con visión de género, transformando la cultura institucional para avanzar hacia la igualdad", sostuvo.

Borjas Benavente dejó en claro que lo más importante al diseñar y llevar a cabo las propuestas para obtener recursos es que estén claramente perfiladas a la reducción de las brechas de género en los estados y municipios, además de que sean factibles de institucionalizarse.

"Queremos que sus proyectos se transformen en políticas públicas, en presupuestos estatales para la igualdad, en programas estatales permanentes", dijo.

La transformación social que se impulsa en favor de las mujeres y las niñas en México es un compromiso de largo aliento y sabemos que es el momento de acelerar el paso, destacó.

Hoy, concluyó, se puede decir que hay avances significativos, pero aún insuficientes, dada la magnitud de la desigualdad que separa a las mujeres de los hombres, razón que debe motivar a apretar el paso y continuar el fortalecimiento de la coordinación y corresponsabilidad entre la Federación y las dependencias en las entidades federativas.