Atrae CNDH caso de oaxaqueña que perdió a su bebé

La comisión ordenó la presencia de personal médico y visitadores adjuntos en el Hospital Número 37 del Programa IMSS-Oportunidades en el municipio de Matías Romero.

Ciudad de México

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos inició una queja de oficio para investigar presuntas violaciones a derechos humanos cometidas contra una mujer, cuyo bebé murió en su vientre, por falta de atención en el Hospital Número 37 del Programa IMSS-Oportunidades en el municipio de Matías Romero, Oaxaca.

Luego de tener conocimiento del caso por información periodística la CNDH ordenó la presencia de personal médico y visitadores adjuntos en ese nosocomio.

Las versiones refieren que Silvia Francisco y Rodolfo Feliciano Domínguez, indígenas mixes, del norte del lstmo de Tehuantepec, Oaxaca, acudieron al área de urgencias de esa unidad hospitalaria, donde fueron recibidos por una enfermera que les pidió esperar.

Después de cinco horas, un médico del citado nosocomio les indicó que la mujer se hiciera un ultrasonido en una clínica particular ubicada cerca de hospital. Tras serle practicado el estudio, el médico les informó que el bebé murió minutos antes. Regresaron a la unidad hospitalaria del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde confirmaron el deceso del producto.

La CNDH reiteró la importancia de la oportunidad en la atención médica hacia los pacientes, al ser la vida un derecho humano fundamental.

El derecho a la protección a la salud debe ser ejercido y exigido por todos, pero en mayor medida ser vigilados ante la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran estos grupos.

También, la autoridad sanitaria tiene entre sus responsabilidades el garantizar que las personas, principalmente los integrantes de comunidades indígenas, como grupos vulnerables, tengan acceso a servicios de salud eficientes, oportunos y gratuitos, con abasto suficiente de medicamentos y personal médico capacitado