Atenderá gobierno de Michoacán denuncias del obispo de Apatzingán

El gobernador del estado dijo que no pueden desestimar los señalamientos del prelado respecto a que el crimen organizado se ha apoderado de alcaldías y ha corrompido a policías.
El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo.
El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo. (archivo)

Morelia

El gobierno de Michoacán atenderá las denuncias de inseguridad y corrupción hechas por el obispo de Apatzingán, Miguel Patiño, afirmó el gobernador Fausto Vallejo Figueroa.

El mandatario estatal dijo que lejos de causar molesta, los señalamientos hechos por el representante católico llaman la atención de las autoridades para atenderlos sin demora.

"No podemos desdeñar los señalamientos y en lugar de enojarnos tenemos que ocuparnos de lo que está señalando", manifestó.

El pasado 15 de octubre el obispo hizo pública una carta, en la que indica que el crimen organizado se ha apoderado de alcaldías y ha corrompido a policías.

En esa misma misiva, el obispo Miguel Patiño da su voto de confianza a las autoridades, para acabar con el flagelo de la inseguridad, pero cuestiona los pocos resultados obtenidos hasta ahora.

Además, el pasado 31 de octubre encabezó una peregrinación para pedir por la paz en el municipio.

Estos hechos han ocasionado diversas reacciones, la más reciente a principios de esta semana, cuando se dijo que el prelado había sido resguardado por elementos militares en las instalaciones de la XLIII zona militar, ante un inminente ataque del crimen organizado.

En este sentido, el párroco encargado de la catedral de Apatzingán, Salvador González, dio a conocer que son al menos siete los párrocos de la región urbana de este municipio los que han sufrido amenazas y presiones por parte de grupos del crimen organizado.