Ataques a Cué son “mitotes y chismes”

Acosta Naranjo perfila alianza con AMLO para impedir retorno del PRI en Oaxaca.
En su quinto informe de labores, el gobernador presumió que Oaxaca está dentro de los 10 primeros lugares en seguridad de México.
El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué. (Cuartoscuro)

Oaxaca

El vicecoordinador de los diputados del Partido de la Revolución Democrática, Guadalupe Acosta Naranjo, afirmó que los ataques contra el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, por sus presuntas propiedades millonarias son solo "mitotes y chismes" que se dan en el contexto de los comicios del próximo año.

"En el PRD no defendemos a nadie, pero no le vamos a hacer el caldo gordo al PRI y mucho menos vamos a ser títeres de quienes denuncian sin comprobar o no se atreven a acusar por la via judicial por carecer de valor cívico", dijo.

Aseguró que en el PRD no tienen vara para nadie, "y la prueba fue que presentamos denuncias por el tema de la Casa Blanca del Presidente de la República, por que ese es el principal escándalo que tenemos, y en ese caso se autoexoneraron", afirmó el perredista.

Naranjo dijo que en el caso de Cué se espera que el pintor Sergio Hernández presente las denuncias, con el fin de que se investigue a fondo para que se determine si lo que se dice es mitote o es cierto.

"Mientras no se presenten denuncias todo quedara en chisme, y vamos a pedir que así como se señaló a Cué con falsas acusaciones también se le exonere; si resulta lo contrario, que se le castigue.

"Gabino no ha cometido fallas grandes, al contrario, ha ejercido un gobierno que ha respetado a la gente y protegido los derechos humanos. No ha habido gente encarcelada ni asesinada como en el régimen de Ulises Ruiz", aseguró.

Acosta Naranjo dijo que de cara a las elecciones de 2016 el PRD buscará blindar a sus gobiernos para que no sean blanco de ataques políticos por parte de sus adversarios.

Además, adelantó que se buscara un encuentro con Andrés Manuel López Obrador para construir una alianza amplia de partidos para no permitir el regreso del PRI a la gubernatura de Oaxaca.