Fuerzas federales asumen seguridad en Tabasco

Mover al titular de la SSP no está a discusión y solo el gobernador del estado tiene esa facultad. Se suman al paro agentes de vialidad, bomberos y custodios de las cárceles estatales.
Los más de dos mil elementos se encuentran bajo control de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Publica.
Los más de dos mil elementos se encuentran bajo control de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Publica. (Antonio Villegas)

Villahermosa

Elementos de la Policía Federal, marinos y soldados asumieron tareas de seguridad pública en Tabasco tras generalizarse el paro de labores de policías estatales a quienes se les sumaron agentes de vialidad, bomberos y custodios de las cárceles, en demanda de que renuncie el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, el general Audomaro Martínez Zapata, sobre la cual el gobierno reiteró que no está a discusión.

Este martes a las seis de la mañana se cumplen 48 horas de la protesta y será un momento decisivo para saber si los inconformes regresan a sus actividades, luego que salieran de turno a las seis de la mañana del domingo, cuando en lugar de tomar su descanso ocuparon las instalaciones de la SSP en la periferia de la capital y guardaron las patrullas, motocicletas y camiones de la corporación, en tanto que el Banco de Armas fue asegurado por elementos del Ejército Mexicano. Esa mañana, cientos de inconformes arremetieron contra cuatro mandos policiacos, a quienes golpearon hasta dejarlos casi inconscientes.

En el segundo cambio de turno, a las seis de la mañana de este lunes, se sumaron a la manifestación los elementos de la Policía Estatal de Caminos --encargados de la vialidad en todo el estado-- así como los custodios del Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco y los miembros del Cuerpo de Bomberos, quienes buscan que se les reintegre a la SSP y dejen de formar parte de la Dirección General de Protección Civil.

Ayer, el líder de la protesta, Isabelino León Miranda, dijo que ocurriría "un baño de sangre innecesario" si el gobierno intenta recuperar las instalaciones de Seguridad Pública con apoyo de fuerzas federales.

Para mantener la vigilancia, el gobierno del estado hizo oficial en un comunicado que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Policía Federal y Policía Ministerial asumieron el control de la seguridad y patrullan las calles y hacen recorridos a pie.

El procurador de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas, dijo que están "coordinados con fuerzas federales y garantizando la seguridad en Villahermosa y en el estado" y sostuvo que hasta las primeras horas de este lunes no se registraron acontecimientos de inseguridad en el estado.

Sobre la revuelta de los policías, el gobernador Arturo Núñez declinó hacer comentarios al término de una marcha evangélica, pero poco después, en un comunicado en redes sociales, su gobierno reiteró que la facultad de nombrar y remover a los funcionarios es del mandatario estatal, por lo que ese tema "no está a discusión".

Esto fue reafirmado por el secretario de Gobierno, Raúl Ojeda Zubieta, quien en entrevista con Carlos Zúñiga en Milenio Televisión destacó: "la renuncia del secretario de Seguridad Pública no está en la mesa de negociación por parte del gobierno del estado".

Además, la administración estatal hizo llamados a los policías en paro para que regresen a sus labores y se presenten en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia, donde despacha provisionalmente el titular de Seguridad Pública.

Entre las principales demandas del movimiento se encuentran recursos para vivienda, cambio de horario a 24 horas por 48 de descanso, ampliación del seguro de vida, entrega de uniformes en buenas condiciones y fin al pago de cuotas extras a la Policía Bancaria e Industrial en detrimento del resto de la corporación.

Sobre este tema, el secretario de Gobierno del estado manifestó que se integró un programa con el DIF para apoyarlos en el tema de las defunciones en tanto se amplía el monto de sus seguros de vida con base en la disponibilidad presupuestal, al tiempo que se abrió una cartera de al menos 100 créditos para casas a través del Instituto de Vivienda de Tabasco.

También, Raúl Ojeda destacó que ya se programó el mantenimiento para las patrullas y la entrega de uniformes, en un plazo no mayor a 30 días, un par que les correspondía en 2013, en tanto que los de 2014 se entregarán en junio y diciembre.

Finalmente, planteó la posibilidad de que se inicien auditorías a los recursos de la Policía Bancaria y rechazó que haya una discriminación hacia los elementos o malos tratos.