Asume CEDH por oficio caso de maestra despedida en Sonora

Clarisa Álvarez participó en un concurso de baile playero en Los Cabos, BCS por lo que fue despedida del Instituto Cumbres. El organismo investiga la extorsión, despido laboral y discriminación. 

Hermosillo

La Comisión Estatal de Derechos Humanos, asumió por oficio el caso de la maestra Clarisa Álvarez, despedida del Instituto Cumbres, de Ciudad Obregón, Sonora, por haber participado en un concurso se baile playero en Los Cabos, Baja California Sur.

Raúl Ramírez, presidente de la CEDH, explicó que la institución orientó a Clarisa para que presentara una denuncia ante el Ministerio Público, debido que la maestra también puede ser víctima de una extorsión.

La persona que hizo el video de la maestra durante su participación en el concurso pidió dinero para no subir el video a redes sociales. Ramírez dijo que la CEDH ha tomado el caso bajo dos perspectivas: el caso del despedido y el intento de extorsión.

Respecto al despido, la CEDH considera que fue injusto e intolerante. Ramírez detalló que su oficina ha pedido informes al Secretario de Educación y Cultura, debido a que a pesar de que el Instituto Cumbres es una institución privada, está regulada por la SEC.

Añadió que además de que el caso se está viendo desde el punto de vista del despido laboral, también se analiza desde la perspectiva de la discriminación, desde la vertiente del Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación.

La maestra Clarisa pidió a las autoridades educativas que obliguen a los directivos del Instituto Cumbres que la restituyen en su cargo. Pero el secretario de Educación y Cultura, Ernesto de Lucas Hopkins, ha dicho que el asunto es un conflicto entre particulares.

La CEDH está obligada a solicitar un informe de autoridad y la SEC tiene quince días para responder. Ramírez aseguró que la CEDH ha acompañado en todo momento a la maestra Clarisa.